El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anunció este martes un nuevo plan de seis etapas que se pondrán en marcha de forma progresiva para arribar hacia una "nueva normalidad" a medida que se supere la pandemia de coronavirus: incluye aperturas de actividades cada vez mayores y, eventualmente, dejar de usar el barbijo.

"Organizamos el plan en 6 etapas y en cada una de ellas vamos a ir anunciando aperturas graduales. El avance de estas etapas y sus tiempos van a depender de la situación", señaló el mandatario porteño en conferencia de prensa. 

Con 1.886.141 dosis aplicadas desde el inicio de la campaña de vacunación desde diciembre pasado, Rodríguez Larreta anticipó que el sexto escenario de "liberación" incluirá la no obligatoriedad de utilizar barbijos o tapabocas en espacios públicos.

"Acá llega la vuelta a la normalidad tal cual la conocíamos antes de la pandemia: sin restricciones ni protocolos. Ya no vamos a tener que usar el tapabocas, ni vamos a tener que estar tan lejos unos de otros", amplió.

Las etapas aún no cuentan con un cronograma definido por fecha, sino que dependerá de cómo siga la situación epidemiológica. A medida que mejore la situación se podrá avanzar en el plan, pero también se podría retroceder en caso de que empeore.

Plan de etapas en la Ciudad de Buenos Aires

En los próximos días se inaugurará la etapa 1 donde la circulación dejará de ser restringida; los encuentros al aire libre ya no contarán con asistencia limitada, y aumentarán la capacidad máxima para gimnasios, turismo y comercios hasta un 50 por ciento.

"El transporte público va a seguir siendo para los autorizados, pero se van a poder sumar los trabajadores de la construcción". Aunque Larreta anunció que reabrirán 10 estaciones que hoy están cerradas, en verdad serán 11 estaciones, a partir del 17 de agosto, aclaró el gremio Sbase a BAE Negocios.

Por su parte, "los encuentros al aire libre en el espacio público quedan sin restricción de cantidad de personas", aunque "en las casas y departamentos, van a estar permitidos hasta 10 personas solo al aire libre. Insistimos en evitar los encuentros en lugares cerrados", repasó el jefe de Gobierno porteño.

La etapa 2 hacia la nueva normalidad incluirá la ampliación en la utilización del transporte público; el incremento para comercios y actividades hasta el 80 por ciento y el regreso de las celebraciones de eventos masivos, con capacidad máxima del 30 por ciento. 

En la etapa 3 se avanzará hacia la apertura completa de la red de subte; se ampliará el horario comercial hasta las 2 de la mañana y se pondrá fin a las restricciones para los encuentros en domicilios al aire libre.

"Toda la actividad comercial va a tener aforo de 80% en el interior de los locales con protocolos y va a poder abrir hasta las 2 de la mañana, incluido el sector gastronómico, el cultural y las actividades sociales y recreativas. También vamos a ampliar el aforo para el turismo", detalló Rodríguez Larreta.

Adiós al barbijo

La etapa 4 de aperturas en la Ciudad inaugurará el abandono "progresivo" de los barbijos y tapabocas, dónde "solo va a ser obligatorio en espacios cerrados y en el transporte público".

Además, los comercios van a trabajar sin restricciones, los encuentros, tanto en el espacio público como en domicilios, serán sin limitaciones y con protocolos, mientras que las actividades nocturnas regresarán en su modalidad íntegra.

Finalmente las etapas 5 y 6 darán paso a la "nueva normalidad", desde el levantamiento de las restricciones para comercios (quinta etapa) hasta el fin de la obligatoriedad en el uso de tapabocas.

"Acá llega la vuelta a la normalidad tal cual la conocíamos antes de la pandemia: sin restricciones ni protocolos. Ya no vamos a tener que usar el tapabocas, ni vamos a tener que estar tan lejos unos de otros", anticipó el jefe de Gobierno porteño.