Las empresas de mensajería y delivery anunciaron que apelarán el fallo del juez Roberto Gallardo que ordenó el viernes pasado suspender las actividades de las compañías por incumplimiento de resoluciones judiciales, mientras que desde el gobierno porteño ratificaron su legalidad.

En un comunicado, Rappi, Glovo y Pedidos Ya señalaron que apelarán la medida judicial en conjunto y confirmaron que recusaron al encargado Juzgado de Feria Contencioso Administrativo y Tributario N° 2 de la Ciudad de Buenos Aires.

"La empresa espera poder seguir operativa y que se respete el derecho al trabajo para continuar invirtiendo y generando un impacto positivo en los miles de repartidores y comercios que se benefician a través de la plataforma", aseguraron desde Glovo, y agregaron que "más de 7.000 repartidores generan ingresos a través de la aplicación".

El viernes la justicia porteña ordenó suspender las actividades de las empresas por incumplimiento de resoluciones judiciales.

La Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (Asimm) fue la que inició la causa contra las plataformas ante el Juzgado de Primera Instancia porteño pidiendo la regularización del servicio de mensajería y solicitó una medida cautelar para que Rappi, Glovo y Pedidos Ya, cumpla con las disposiciones judiciales.

La medida fue aceptada por el juez Gallardo, que dispuso -además- que la Policía de la Ciudad "decomise" las mercaderías que transportan las empresas "que no respeten íntegramente los requisitos legales y judiciales".

Además, determinó que "las empresas autodenominadas plataformas serán sancionadas con el pago de pesos diez mil ($10.000) por cada infracción verificada", y que sean "bloqueadas de inmediato las operatorias mediante tarjetas de crédito de las empresas mencionadas, conforme la orden impartida a la autoridad crediticia".

Gallardo explicó que su decisión se basa "en el incumplimiento" por parte de las empresas de la presentación de documentación "ordenada hace siete meses" por la Justicia. Asimm ya tuvo fallos favorables en el Juzgado de origen y en la Cámara de Apelaciones.

En su fallo, Gallardo recordó que debían acreditar que el personal de reparto posee libreta sanitaria vigente, así como las constancias de regularidad laboral y de cobertura de seguros y ART.

En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, criticó ayer el fallo del juez Gallardo y dijo que "son empresas legales".

El juez pidió que acrediten que el personal tenga libreta sanitaria y cobertura de seguros

"Durante todo el fin de semana se hicieron operativos en contra de los repartidores, hubo mucho decomiso de mercadería que provocó miedo de los trabajadores", explicó en declaraciones radiales Juan Manuel Ottaviano, asesor legal de la Asociación de Personal de Plataformas (APP).

Los repartidores de estas empresas están contratados como monotributistas, "cuando en realidad deberían estar registrados como empleados de estas plataformas".