El 80 por ciento de las denuncias por violencia de género recibidas en la línea 144 involucran como agresores a parejas o ex parejas de las víctimas, de acuerdo con una estadística oficial.

"Este es un dato importante a tener en cuenta porque rompe con la idea de que son eventos aislados o situaciones por fuera de los círculos más íntimos de las personas", dijo la directora nacional de Asistencia Integral a las Víctimas de Violencia por Razones de Género, Martha Linares.

La funcionaria explicó que la Línea 144 "es un dispositivo que funciona las 24 horas los 365 días del año y poder contar hoy con estadísticas públicas permite que muchos municipios y provincias puedan pensar también en estas estadísticas como insumos para la confección de políticas públicas para dar atención y acompañamiento a las situaciones de violencia".

Linares reiteró la importancia de conocer cómo funciona esta herramienta "para que quienes quieran recibir orientación y asistencia lo puedan hacer a través de la línea, donde van a encontrar profesionales, trabajadores sociales, psicólogos, abogados que van a poder orientarlos en cada una de las situaciones de manera singular para poder acompañar las decisiones y estrategias que definan en conjunto".

De los datos, difundidos por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, se observa un incremento del 18% en el promedio diario de comunicaciones sobre violencia de género recibidas en la Línea 144 durante el ASPO con respecto al mismo período del año anterior.

El total de comunicaciones recibidas, desde el inicio del 2020, fueron 90.022, correspondiendo el 89% a la modalidad de violencia doméstica, y casi la totalidad de las personas refirieron sufrir violencia psicológica por parte de su agresor.