El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, cargó contra el aislamiento del barrio bonaerense de Villa Azul, ubicado entre los partidos Quilmes y Avellaneda, y afirmó que "se están construyen guetos de pobres".

En diálogo con FM La Patriada, Menéndez tildó de "error" la forma en que se lleva a cabo el operativo de prevención y búsqueda territorial sobre positivos de covid-19, y destacó que desde los movimientos sociales propusieron una alternativa de "cuidar al barrio desde adentro". 

"Es como que se construyen guetos de pobres, y se confina a la gente pensando que con la Policía y un cerco represivo se puede evitar una situación que tiene que ver con un esquema comunitario", detalló el líder del Barrios de Pie. 

Además, consideró "necesario" poner en marcha otro esquema, y enfatizó en "resolver la asistencia" porque "la situación desborda a los gobiernos de las jurisdicciones", y caracterizó a los programas estatales de contar con "enormes falencias".

 "En Villa Azul se pretendía sostener a familias con bolsones de seis productos para que tiren durante 15 días un aislamiento que no es posible.Hace falta que aparezca mucho menos el ministro de Seguridad y mucho más la militancia social, la Iglesia, otros dispositivos del Estado", subrayó Menéndez. 

 

 

Por su parte, el Jefe de la Cartera de Seguridad Bonaerese, Segio Berni, aseguró esta mañana en Radio La Red que lo que se está haciendo en Villa Azul es una "cuarentena estricta".

"Tenemos un período de incubación de 14 días que no nos permite tener un panorama actualizado en este momento.  Villa Azul está separada por la autopista de Villa Itatí, por lo tanto, el riesgo es enorme. Cada barrio es un paciente para nosotros”, precisó el funcionario de la Provincia. 

En la misma sintonía, el viceministro de Salud provincial, Nicolás Kreplak, adelantó que la modalidad del operativo se podrá extender a otros barrios populares: "venimos trabajando hace bastante en una estrategia de búsqueda activa. Ante un indicio de que podía haber casos, fuimos y activamente revisamos a la población buscando casos sospechosos. Vimos casi a 50 mil personas en sus casas". 

El asentamiento sumó este lunes 85 nuevos positivos, de los 225 casos sospechosos. En tanto 40 fueron los descartados, y aún quedan pendiente 100 testeos.