El abogado Matías Morla apuntó contra las hijas de Diego Armando Maradona, Dalma y Gianinna, y sostuvo que "sólo les importa" la marca del ex jugador e ironizó sobre la decisión de la Justicia de devolverle al letrado los derechos sobre la misma: "Las debe haber dejado sin dormir".

La referencia apunta a la decisión que tomó la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional el viernes pasado, cuando retiraron las medidas cautelares contra el abogado y su firma, Sattvica SA, para que deje de explotar las marcas vinculadas al fallecido campeón del mundial de México '86.

Marca Maradona

"El plan es la marca y a ellas les importa sólo eso, por eso la noticia del viernes la deben haber dejado sin dormir", señaló Morla en una entrevista a Canal IP y agregó que que "la marca Maradona" fue inscripta en 24 países y, para ello, Diego dio su "consentimiento expreso" porque "con esto quería que sus hermanas vivan bien".

"Si hace falta que me cuelguen en la plaza por respetar esa voluntad, lo van a tener que hacer y me muero con gusto para irme con mi amigo"

Ante el fuerte repudio generado en las redes sociales, detalló: "Voy a respetar la voluntad de Maradona y si hace falta que me cuelguen en la plaza por respetar esa voluntad, lo van a tener que hacer y me muero con gusto para irme con mi amigo. La marca y los deseos de Diego se los voy a respetar mientras viva y respire", afirmó.

"Me dejó ese deber de cumplimiento porque era la persona en quien confiaba. Lo de Dalma y Gianinna no es conmigo, es con Diego. El propio padre les quitó el testamento, las acusó de encubrir el robo de la madre, él hizo una auditoría y detectó falta de su patrimonio. Ahí me contrata a mí hace ocho años. La persona que está inhibida en cuatro causas penales no soy yo, es Claudia Villafañe", disparó.

Además, el abogado acusó que las hijas "abandonaron totalmente" a su padre y dijo que "Dalma no lo fue a ver nunca y en ocho navidades no lo llamaron por teléfono".

Causa por la muerte de Maradona

La autopsia tras el fallecimiento del mejor jugador de todos los tiempos el 25 de noviembre de 2020, a los 60 años, determinó que murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada".

Tras las conclusiones de una junta médica, siete profesionales de la salud fueron imputados por "homicidio simple con dolo eventual", figura penal que prevé de 8 a 25 años de prisión y que fue elegida por los fiscales tras una investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona fue "deficiente", "temerario" e "indiferente", y que sabía que el "10" podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

En base a esto, Morla consideró que "la Justicia actuó bien e hizo una foto de los posibles culpables, después un Tribunal Oral determinará cómo fue" y acusó a los involucrados de estar en "cosas raras": "Medidom, que era la empresa de internación domiciliaria, no se podía comunicar con los médicos Agustina Cosachov y Leopoldo Luque", ambos imputados por "homicidio simple con dolo eventual".

"Acá hay una justicia que está actuando y después hay un tema mediático que lo que pasa en los medios no pasa en la realidad", expresó en base a quienes lo relacionan con las causas de la muerte de Maradona.