Este 3 de junio se cumple el sexto aniversario de la primera movilización del  Ni Una Menos, que desde sus orígenes hasta hoy estuvo motivada principalmente por la lucha contra los femicidios. La agresión física -y, en los peores casos, el asesinato- es la forma más visible, pero la violencia de género está presente en muchos otros aspectos de la vida que pueden pasar desapercibidos pero que, aún así, contribuyen a desgastar y dañar a mujeres y niñas en su cotidianeidad.

“La violencia contra niñas y mujeres es una de las violaciones a los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras en la actualidad. Es un problema complejo, multicausal, que está estrechamente vinculado a relaciones históricamente desiguales entre hombres y mujeres, y prácticas sociales basadas en la discriminación a las mujeres en el hogar, en el trabajo y todos los ámbitos sociales”, describió la Iniciativa Spolight, una alianza global de la Unión Europea y las Naciones Unidas que busca eliminar la violencia de género en todo el mundo.

La cuarentena por coronavirus durante el año pasado representó un escenario de peligro para muchas víctimas de violencia. La Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de la Nación informó este sábado que en 2020 se registró un femicidio cada 35 horas y que hubo un total de 251 víctimas directas en Argentina.

El 74% de las víctimas fueron asesinadas en sus hogares en 2020, y en la mayoría de los casos fue en la vivienda que compartía con su pareja. Por su parte, el observatorio de género Ahora que sí nos ven reveló que en los primeros cinco meses de 2021 hubo 103 femicidios, y en el 70,9% de los casos había un vínculo cercano entre la víctima y su agresor.

La violencia suele estar presente en el hogar, y puede comenzar mucho antes que los golpes. “Estamos hablando de pautas culturales, actitudes y comportamientos que siguen reproduciendo el machismo en todos los ámbitos y que es necesario desnaturalizar y transformar. En una sociedad patriarcal el machismo es algo que aprendemos, que vemos, que nos enseñan. Pero también podemos desaprenderlo y dejarlo atrás”, remarcaron desde la Iniciativa Spotlight a BAE Negocios.

La alianza internacional remarcó que “en este escenario, todos y todas tenemos algo para aportar en este camino hacia la eliminación de las violencias de género”. “Este compromiso debe ser sostenido en el tiempo, porque es la única manera para alcanzar los objetivos planteados en la Agenda 2030 hacia un mundo más justo, equitativo y sostenible. Un mundo libre de violencias de género”, agregaron.

Qué tipos de violencia de género existen y cómo identificarlos

De acuerdo con la Ley de Protección  Integral a las Mujeres (Ley 26.485) se definen los siguientes tipos de violencia contra la mujer:

Violencia Física

La que se emplea contra el cuerpo de la mujer produciendo dolor, daño o riesgo de producirlo y cualquier otra forma de maltrato o agresión que afecte su integridad física.

Violencia Psicológica

La que causa daño emocional y disminución de la autoestima o perjudica y perturba el pleno desarrollo personal o que busca degradar o controlar sus acciones, comportamientos, creencias y decisiones, mediante amenaza, acoso, hostigamiento, restricción, humillación, deshonra, descrédito, manipulación aislamiento. Incluye también la culpabilización, vigilancia constante, exigencia de obediencia sumisión, coerción verbal, persecución, insulto, indiferencia, abandono, celos excesivos, chantaje, ridiculización, explotación y limitación del derecho de circulación o cualquier otro medio que cause perjuicio a su salud psicológica y a la autodeterminación.

Violencia Sexual

Cualquier acción que implique la vulneración en todas sus formas, con o sin acceso genital, del derecho de la mujer de decidir voluntariamente acerca de su vida sexual o reproductiva a través de amenazas, coerción, uso de la fuerza o intimidación, incluyendo la violación dentro del matrimonio o de otras relaciones vinculares o de parentesco, exista o no convivencia, así como la prostitución forzada, explotación, esclavitud, acoso, abuso sexual y trata de mujeres.

Violencia Económica y Patrimonial

La que se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de la mujer, a través de:

• La perturbación de la posesión, tenencia o propiedad de sus bienes;
• La pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción indebida de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores y derechos patrimoniales;
• La limitación de los recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades o privación de los medios indispensables para vivir una vida digna;
• La limitación o control de sus ingresos, así como la percepción de un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo.

Violencia Simbólica

La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.

El artículo 6 describe las modalidades: las formas en que se manifiestan los distintos tipos de violencia contra las mujeres en los diferentes ámbitos, quedando especialmente comprendidas las siguientes:

Violencia doméstica contra las mujeres: aquella ejercida contra las mujeres por un integrante del grupo familiar, independientemente del espacio físico donde ésta ocurra, que dañe la dignidad, el bienestar, la integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, la libertad, comprendiendo la libertad reproductiva y el derecho al pleno desarrollo de las mujeres. Se entiende por grupo familiar el originado en el parentesco sea por consanguinidad o por afinidad, el matrimonio, las uniones de hecho y las parejas o noviazgos. Incluye las relaciones vigentes o finalizadas, no siendo requisito la convivencia;
Violencia institucional contra las mujeres: aquella realizada por las/los funcionarias/os, profesionales, personal y agentes pertenecientes a cualquier órgano, ente o institución pública, que tenga como fin retardar, obstaculizar o impedir que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan los derechos previstos en esta ley. Quedan comprendidas, además, las que se ejercen en los partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales, deportivas y de la sociedad civil;
Violencia laboral contra las mujeres: aquella que discrimina a las mujeres en los ámbitos de trabajo públicos o privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo. Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función. Asimismo, incluye el hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una determinada trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral;
Violencia contra la libertad reproductiva: aquella que vulnere el derecho de las mujeres a decidir libre y responsablemente el número de embarazos o el intervalo entre los nacimientos, de conformidad con la Ley 25.673 de Creación del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable;
Violencia obstétrica: aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, expresada en un trato deshumanizado, un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, de conformidad con la Ley 25.929.
Violencia mediática contra las mujeres: aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguien que lo padece, podés llamar al 144 para recibir ayuda. Si no podés hablar por teléfono, escribí por WhatsApp: 11 2771 6463 - 11 2775 9047/48, 911. Mail: linea144@mingeneros.gob.ar, o descargá la app 144.

¿Cómo combatir la violencia de género?

La Iniciativa Spotlight trabaja en alianza con el Estado Nacional y con la provincia de Salta, Jujuy y Provincia de Buenos Aires que han sido priorizadas en la iniciativa. Según datos de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, el año pasado el 37% de los femicidios directos de Argentina ocurrieron en la provincia de Buenos Aires. Algunas de las provincias que tuvieron una tasa de femicidios directos cada 100.000 mujeres mayor que el promedio nacional de 1,09 para el año 2020 fueron Jujuy (2,82) y Salta (1,53).

La Iniciativa Spotlight remarcó que “es fundamental trabajar con la activa participación de la sociedad civil, los sindicatos, el sector privado y la academia”, y por eso su abordaje se basa en 6 pilares que permiten dar cuenta de que este trabajo debe ser un esfuerzo colectivo y sostenido en el tiempo”:

  1. "El primer pilar tiene que ver con el trabajo legislativo. Comparado con otros países de la región, Argentina cuenta con un marco normativo relativamente fuerte para la promoción de la igualdad y la eliminación de la violencia. Sin embargo, aún es necesario fortalecer la labor legislativa en esta instancia y la articulación con expertas/os de otras áreas de gobierno y de la sociedad civil".
  2. "El segundo pilar es el fortalecimiento de las instituciones estatales. Como país federal, uno de los grandes desafíos es la implementación efectiva de la normativa y las políticas públicas en todo el territorio, adaptadas a los diferentes contextos".
  3. "También trabajamos en estrategias de prevención de las violencias integrales enfocadas en transformar las normas sociales de género, los modelos y estereotipos, las relaciones desiguales de poder, además de la promoción de una sexualidad plena. En este pilar apuntamos especialmente a la deconstrucción individual y colectiva que permita repensar las prácticas para generar una sociedad más justo, equitativa y menos violenta".
  4. "En Spotlight, también nos enfocamos fuertemente en el acceso a los servicios esenciales de atención a mujeres en situación de violencia. Para que puedan salir de esta situación, es esencial que puedan acceder de forma homogénea y adecuada a servicios de calidad, adaptados a sus contextos y necesidades diferenciales".
  5. "Es fundamental también el desarrollo de información que pueda ser útil para el diseño, implementación, monitoreo y evaluación de las políticas públicas orientadas a la promoción de la igualdad, la eliminación de la violencia y el femicidio como su expresión más extrema". 
  6. "Por último,  Argentina cuenta con una sociedad civil organizada, fuerte y con trayectoria en la promoción de políticas públicas de derechos humanos, que además es una inspiración para toda la región. Creemos que es esencial que cada vez más organizaciones puedan ser parte del diseño, implementación, monitoreo y evaluación de las políticas de forma sostenida y a lo largo de todo el territorio".

“Creemos que de esta forma, a través de un esfuerzo sostenido de todos los actores, podremos lograr poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en el país”, remarcaron desde la alianza global.

La Iniciativa Spotlight es una alianza global de la Unión Europea y las Naciones Unidas que en Argentina es implementada con el liderazgo de la Oficina de Coordinación de Naciones Unidas en el país a través de cuatro agencias (ONU Mujeres, PNUD, UNFPA y OIT, a las que se suma UNICEF como agencia asociada). Se trata de un programa que, además, cuenta con la activa participación de la sociedad civil, sindicatos, sector privado y academia.

Más notas de

Martina Jaureguy

Inversiones de impacto con perspectiva de género, claves para ir de la donación a la acción

Cursos, créditos y capacitaciones para mujeres y jóvenes en Argentina

Tres recetas con queso crema para cocinar en casa como un chef

Recetas fáciles con queso crema

Obra pública para combatir la desigualdad en las tareas de cuidado

Muchas mujeres tienen una doble jornada laboral: fuera y dentro de casa, con las tareas de cuidado

Programación: cómo lograr diversidad en una "carrera de hombres"

FemIT Conf 2021: diversidad en tecnología

Discapacidad, tecnología y género: una verdadera inclusión es posible

Valeria Rocha, apasionada por la programación: "El home office ayuda un montón a la inclusión de personas con discapacidad"

Jubilación para madres: ¿A quiénes alcanzará el programa de aportes extra según cantidad de hijos y edad?

Moratoria para mujeres: requisitos y condiciones para obtener el beneficio

Día del Orgullo LGBT: ¿Cuántas personas trabajan gracias al cupo laboral trans?

La ley Diana Sacayán-Lohana Berkins se aprobó el 24 de junio de 2021

Día del Orgullo LGBTIQ+: Dónde mandar CV por el cupo laboral trans

Florencia Guimaraes García, militante trans

Ni Una Menos: La violencia de género no siempre es física, ¿cómo identificar sus diferentes tipos?

Se cumplen seis años de la primer marcha Ni Una Menos, el 3 de junio de 2015

Cómo la copita menstrual ayuda a reducir la desigualdad

Carolina Zotta es la creadora de la comunidad Viva la Copita