La reubicación en hoteles o viviendas sociales de la totalidad de las personas que se encuentran en situación de calle es el eje de una medida cautelar presentada contra el Gobierno porteño por tres organizaciones sociales luego que se cerrara el Centro de Inclusión Social de Retiro, ya que el 85% de los allí alojados tienen coronavirus. La medida, solicitada por el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Cátedra de Ingeniería Comunitaria (CLIC) y el Ipypp y la CTA Capital, se interpuso en el marco del recurso de amparo presentado por estas y otras organizaciones a fines de 2019 contra las políticas habitacionales del Gobierno porteño.

El recurso también pide que se ordene a la Ciudad no alojar a esta población en los dispositivos de emergencia (paradores, refugios, centros de inclusión social) por no ser soluciones adecuadas en el contexto de la pandemia del coronavirus, sino en "hoteles de la misma calidad y atención que los utilizados para los repatriados que tuvieron que hacer cuarentena cuando ingresaron al país".