La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires busca prohibir la venta y publicidad de cigarrillos saborizados en territorio bonaerense, por considerar que ese producto es la principal puerta al tabaquismo.

Desde el organismo, también cuestionó la proliferación de las publicidades en comercios, siendo ubicadas estratégicamente cerca de la caja y a la altura de la vista.

Un estudio demuestra que el 80% de los chicos de 12 años o más que probó un cigarrillo en América latina empezó con saborizantes