Para dar respuesta sanitaria en el contexto actual de la pandemia de Covid-19,  el Gobierno presentó el Tele-Covid, que ya se encuentra disponible en todo el país, para que las personas con cobertura exclusiva del sistema público puedan realizar desde sus domicilios consultas de salud con especialistas a través de videollamadas.

“Este programa significa una pieza clave para enfrentar la pandemia que estamos viviendo. Poder contar con un sistema de salud conectado a nivel federal, que brinda atención en forma remota y evita traslados innecesarios, nos permite optimizar los recursos y sumar al esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos”, afirmó el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Agregó que la mayoría del equipamiento que se está utilizando para brindar el servicio Tele-Covid, "fue rescatado por esta gestión de un depósito de Correo Argentino, donde estuvo abandonado desde el 2015”.

La presentación se realizó en el Salón Mujeres Argentina de Casa Rosada desde donde los Cafiero y el ministro de Salud, Ginés González García, se conectaron con autoridades de Salud provinciales y de hospitales a través de la Red de Telesalud para presentar los resultados a un mes de su puesta en funcionamiento.

Se analizaron las experiencias de atención remota de los hospitales: Dr. Juan Pedro Garrahan, de la Ciudad de Buenos Aires; Hospital Posadas, de la Provincia de Buenos Aires; el hospital Castro Rendón, de Neuquén; la Sala de Situación, de Santa Fe y la Central de Telesalud, en la provincia de Jujuy.

Funciones de Tele-Covid

Puntualmente, la herramienta sirve para 

  • realizar el seguimiento de casos sospechosos o confirmados de COVID-19 con el fin de evitar la circulación de las personas
  • dar continuidad asistencial de los grupos de riesgos como las personas con enfermedades crónicas, las embarazadas, los recién nacidos, los niños menores de un año, las personas con discapacidad y las que requieren apoyo psicológico
  • permite el encuentro entre el profesional de la salud y el paciente que busca acercar la atención sanitaria a los hogares y proteger la salud tanto del paciente como de los médicos/as al evitar su exposición a riesgos de contagio al concurrir a los centros de salud u hospitales.
  • mejora la equidad y la oportunidad en el acceso a servicios de salud y el trabajo en equipo de los profesionales para compartir conocimientos, experiencias de atención y coordinar acciones entre el sistema de urgencias, el hospitalario, los laboratorios y otros prestadores.