Ante el crecimiento de casos de coronavirus (Covid-19) tras celebrarse navidad, año nuevo y el arranque de la temporada de verano, el Gobierno evalúa un toque de queda sanitario para enfrentar esta segunda ola de contagios que llegó tiempo antes de lo esperado.

"El descenso sostenido se ha detenido y en muchas provincias vemos un aumento de casos", afirmó este lunes la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, durante el reporte nacional, en que presentó un mapa de incidencia de nuevos casos comparando los últimos 15 días de notificaciones con los 15 días previos.

Al brindar el informe diario, Vizzotti indicó que "Jujuy, Catamarca, La Pampa, la provincia y la ciudad de Buenos Aires y Misiones han aumentado los nuevos casos" mientras que el resto detuvo el descenso.

"Vamos a estar trabajando esta semana con las jurisdicciones para analizar estas tendencias y sobre todo las causas", señaló y añadió que "es muy importante volver a prestar atención en las medidas de cuidado: metro y medio de distancia, lavado de manos, uso de tapabocas y no subestimar ningún síntoma, así como hacer aislamiento en caso de ser un caso confirmado o contacto estrecho".

Medidas más restrictivas

Pese a la insistencia en las recomendaciones preventivas, expertos remarcaron la necesidad de medidas más restrictivas. "La situación amerita un toque de queda sanitario", dijo Elisa Estenssoro, jefa de Terapia Intensiva del Hospital San Martín de La Plata e integrante del equipo de asesores en Salud del gobernador bonaerense.

"La segunda ola que esperábamos para marzo está pasando ahora. Si no es la segunda ola, estamos muy cerca", analizó la médica y resaltó: "Hay que cortar con esto, porque sino las consecuencias van a ser mucho peores".

Por su parte, el jefe de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Muñiz e integrante del comité de expertos que asesora al Gobierno por la situación epidemiológica, Tomás Orduna, indicó que "doce mil casos en dos días seguidos nos retrotrae al mes de agosto"  y que eso lo provocó “la conducta humana", con lo cual “no es un problema del virus".

¿Qué es el toque de queda sanitario?

El toque de queda sanitario parece así una de las alternativas más viable. 

Se trataría de un cierre de actividades en lugares cerrados a partir de las 22 para restringir la circulación durante la noche de los jóvenes, quienes son apuntados por las autoridades como los principales responsables del acelerado crecimiento de los casos.

El infectólogo Tomás Orduna resaltó la necesidad de "medidas más restrictivas" (Télam).

Además de esta medida, evaluaban volver a las limitaciones en el transporte público y el retorno a fases más restrictivas en cada municipio bonaerense, así como en regiones puntuales de las provincias con mayor cantidad de casos en los últimos días.

"Aquellos municipios que tengan aumento de casos, volverán a fases más restrictivas. Eso se está evaluando en esta semana. Mañana (este martes) tendremos certezas con la conferencia de prensa de los martes que hace el Ministerio de Salud y la jefatura de Gabinete”, aseveró el infectólogo Eduardo López, también asesor del Gobierno.