El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que investigan si los pasajeros iraníes que viajaban en un avión venezolano que fue retenido en Ezeiza integran la Guardia Revolucionaria Islámica, mientras que les fueron retenidos sus pasaportes. Sin embargo, aseguró que no están detenidos ni privados de su libertad para desenvolverse en Argentina.

Uno de los pasajeros iraníes que llegó el avión "es familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria", afirmó el funcionario, aunque todavía resta confirmar si se trata de la misma persona.

"El 6 de junio llega un avión perteneciente a la compañía Emtrasur de Caracas, Venezuela. Llegó con 12 venezolanos y 5 iraníes. Aterrizó en Córdoba por cuestiones climáticas y ninguno de los tripulantes tenía alertas rojas que impidieran su ingreso a la Argentina", explicó Fernández en diálogo con Radio Perfil. Luego, recibió "información de organismos extranjeros que advertían sobre la pertenencia de parte de los tripulantes a empresas relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán".

"Uno de los iraníes que viajó es familiar del ministro de Interior de Irán y su nombre coincide con el de un miembro de la Guardia Revolucionaria. Por eso la obligación era actuar en consecuencia y un abogado se presentó con un hábeas corpus. Ellos podrían sacar un boleto y viajar sin ningún impedimento, pero no quieren dejar el avión", resaltó el ministro.

Si bien la Justicia rechazó el hábeas corpus presentado por los ciudadanos iraníes ante la retención del avión en Ezeiza, "nunca se les negó la posibilidad de moverse en Argentina con un permiso provisorio", aclaró Fernández.

"Sí le tomamos huellas a los iraníes. Ahora hay una presentación de la oposición y había documentación de la propia empresa que fue salvada. Este avión había llegado a Paraguay antes y ahora a la Argentina", explicó.

El ministro sostuvo en declaraciones a TN que "ninguno de los tripulantes contaba con alertas rojas o cualquier tipo de restricción que impidiera su ingreso a la Argentina", en relación a circulares de alarma emitidas por Interpol por el atentado a la AMIA.

"No había nada que nos mostrara que no tenía que ingresar. Después hay muchos cruces que se hacen y encontramos la punta para la investigación pertinente. Se revisó todo y ningún tripulante tenía una alerta para ingresar. Se les dio autorización para dormir y no se fueron por falta de combustible", detalló Fernández. Sobre esto, remarcó que "las empresas de acá no le quieren cargar por una posible sanción de Estados Unidos".

Pasaportes retenidos

Este lunes el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, le ordenó a la Dirección de Migraciones que retenga por las próximas 72 horas los pasaportes de los cinco ciudadanos iraníes que viajaban en el avión retenido en Ezeiza y aceptó a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas ( DAIA) como querellante en la causa.

Así lo consignaron a Télam fuentes judiciales, quienes detallaron que, también, el magistrado le pidió al director ejecutivo del Centro de Análisis, Comando y Control de la PSA, comisionado mayor Maximiliano Lencina, que "él y/o personal que designe a tal efecto, informe cualquier movimiento que se produzca sobre la aeronave".

"Habré de requerirle a la Sra. Directora de la Dirección Nacional de Migraciones que mantenga retenidos a la orden de este Tribunal los pasaportes de los ciudadanos iraníes Mohammad KHOSRAVIARAGH; Gholamreza GHASEMI; Mahdi MOUSELI; Saeid VALI ZADEH; y Abdolbaset, MOHAMMADI por el término de setenta y dos (72) horas", determinó hoy en una resolución el juez.

Además, estableció que, "recibida la denuncia formulada" por el titular de la DAIA, Jorge Knoblovits, en representación de esa entidad, "téngaselos por parte querellante". "Ello en su carácter de representante de la comunidad judía argentina que sufriera el atentado a la AMIA- DAIA como víctima directa perpetrada el día 18 de julio de 1994, lo cual le genera un interés legítimo para que se investiguen los hechos denunciados", añadió el magistrado en la resolución, a la que tuvo acceso Télam.

Iraníes en Argentina en vuelo venezolano 

Villena había determinado este domingo que la Dirección Nacional de Migraciones "actuó en el marco de sus facultades" en el caso del avión de carga venezolano demorado en el aeropuerto internacional de Ezeiza y declaró "abstracto" el hábeas corpus presentado por el abogado de la tripulación.

En la resolución, emitida un domingo en razón de tratarse de una solicitud de hábeas corpus, el juez repasó los últimos acontecimientos vinculados a la llegada al país del Boeing 747 Dreamliner de la empresa Emtrasur, con matrícula venezolana YV3531.

En ese sentido, mencionó que la aeronave "fue sometida a un exhaustivo control por parte de la PSA, personal de la Dirección General de Aduana (DGA), Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y de la Policía Federal Argentina (PFA)".

Piden a la Justicia que libere el avión retenido en Ezeiza y devuelva el pasaporte a sus tripulantes iraníes

Las sospechas del avión en Argentina 

El Boeing 747 Dreamliner de la empresa Emtrasur, había aterrizado el lunes pasado en el Aeropuerto de Córdoba, debido a la neblina que azotaba a la Ciudad de Buenos Aires y alrededores.

Sin embargo, una vez arribado en Ezeiza, fue recibido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) junto a la Aduana, la Policía Federal y la Dirección de Migraciones. Las fuerzas llevaron a cabo el procedimiento, a raíz de información suministrada por inteligencia de varias agencias mundiales.

Desde la oposición ya lanzaron sus sospechas y preguntaron por las maniobras de la aeronave, que voló entre Buenos Aires y Córdoba con el transponder apagado, como si no quisiera ser localizado.

Se detalló además que el avión "transportaba autopartes para una empresa automotriz, se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada".

A pesar de ello, algunas de las cinco personas con nacionalidad iraní fueron conectadas con presuntos nexos con las Fuerzas Quds. Dicha Fuerza responde a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, que se especializa en guerra asimétrica, además de operaciones de inteligencia militar.