Las autoridades bonaerenses anunciaron en horas de la tarde la reapertura de los bingos y casinos en los partidos donde se avanzó a la fase sanitaria 4. 

La medida contempla un estricto protocolo sanitario, que permite únicamente la apertura del sector de máquinas tragamonedas, con un aforo de 30% . 

Esta decisión permite que las salas de bingo de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Ezeiza, Hurlingham, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno y Morón, puedan abrir sus puertas. 

Esta decisión también se extiende a las casas de apuestas en Olavarría, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Martín, San Miguel, Tres Arroyos,Tres de Febrero y Zárate,  y el casino de Tigre.

Las salas de juego se encontraban cerradas desde el 9 de abril por medidas sanitarias impuestas por el Gobierno Nacional, adheridas por el Gobierno de la Provincia.

La disposición de apertura se logró tras reuniones entre el jefe de Gabinete, Carlos BiancoOmar Galdurralde, María Laura García y Gonzalo Peña, junta directiva del Instituto Provincial de Lotería y Casinos, los dueños de las salas de bingo y distintas autoridades sanitarias.