Elon Musk, dueño de Tesla y la compañía aeroespacial SpaceX, dio un paso más en innovación y anunció la creación de " Tesla Bot", un humanoide "amistoso" desarrollado para realizar tareas repetitivas y peligrosas. Además, está diseñado para "poder huir de él" si se vuelve peligroso.

Alertado por las películas post apocalípticas, el genio de las naves espaciales quiere tener todo listo para lanzar un primer prototipo en 2022. ¿De qué se trata el nuevo proyecto?

Tesla, el gigante de la robótica y la inteligencia artificial

“Tesla es la mayor compañía de robótica del mundo porque los autos son robots semi-sensibles sobre ruedas", aseguró Musk en una conferencia donde reveló el diseño de la nueva máquina.

De color blanco y negro, el diseño es muy similar a un humano, con dos brazos, dos piernas y cinco dedos por manos.

La intención es imitar de la mejor manera posible los movimientos y acciones de las personas para realizar las tareas que uno siempre quiere evitar: hacer las compras, recoger cosas del piso o cualquier tipo de actividad peligrosa, siempre y cuando sean acciones básicas. 

Musk aseguró que será "amistoso", pero no dudó en diseñarlo para que "puedas huir de él y apagarlo" en caso que se torne peligroso. "Esperemos que eso nunca pase, pero quién sabe", bromeó.

El enorme éxito que el magnate tuvo con su compañía automovilística ( Tesla) le permitió emprender nuevos rumbos, como el desarrollo de experimentos aeroespaciales con SpaceX y, ahora, diseños avanzados de robótica e inteligencia artificial.

Conducción asistida, lejos de la perfección

La principal compañía de autos eléctricos es investigada por sus equipos de viajes automatizados debido a los accidentes en los que han estado involucrados. Los entes reguladores de Estados Unidos analizan cómo continuará la legislación de estos productos.

Además, Tesla es señalada por hacer creer a los conductores que los vehículos que cuentan con el llamado sistema Autopilot se pueden conducir por sí mismos.

Sin embargo, esta controversia no fue discutida en la conferencia en línea de dos horas y media. Tampoco se hicieron preguntas al respecto por parte de la audiencia.