Un joven de 21 años que fue rescatado el domingo con principio de ahogamiento del complejo de piletas del Centro Deportivo de Racing Club, en Avellaneda, se encuentra internado en terapia intensiva del hospital Fiorito, asistido mecánicamente con respirador.

El joven de 21 años, identificado como Carlos Gabriel Silva, "ingresó ayer a las 15 en estado muy critico, con principio de ahogamiento por inmersión", informó la dirección del hospital Fiorito.

"Se lo reanimó, entubó y fue derivado a la unidad de cuidados intensivos donde empezaron a hacer un tratamiento para mejorar su estado de salud", agregó.

Lautaro, hermano de Carlos, relató a Crónica TV que él "sabía nadar bien", y que no sabe qué pudo haberle ocurrido.

Dijo que se distrajo viendo cómo los guardavidas rescataban a un nene que se estaba ahogando, y perdió de vista a su hermano.

"Un rato después veo que la gente se empieza a amontonar y señalan el agua, pero los guardavidas no se movieron de su lugar", aseguró Lautaro, quien además contó que el club no tenía ambulancia propia ni seguridad, y que la ambulancia del hospital Fiorito tardó 20 minutos en llegar.

"Nos dijeron que está grave, en estado crítico y no está estable. Hoy lo pusieron boca abajo para ver si puede respirar porque se le hincharon los pulmones", contó al ser consultado acerca de la salud de su hermano.

Por su parte, el club emitió un comunicado en que el advierte que el cuerpo de guardavidas "socorrió idóneamente" al joven y que "se actuó según lo indica el protocolo de seguridad: fue rescatado y se le devolvió el pulso gracias al trabajo de reanimación cardiopulmonar (RCP).Se utilizó, además, el desfibrilador automático que la institución posee hasta que llegó la ambulancia que lo trasladó al hospital Fiorito".

Ayer por la tarde permanecía internado y se esperaban noticias de su evolución.