La ciudad de Famaillá, ubicada en Tucumán, registró un pico de 16 casos confirmados de la variante Delta del coronavirus (covid-19) y el intendente decretó un regreso a la cuarentena dura, con prohibición de reuniones familiares, cierre de actividades nocturnas y hasta el aislamiento entero del pueblo, como en los peores meses de la pandemia. 

La medida que se había anunciado el jueves 14 de octubre nunca llegó a implementarse por el malestar de los vecinos, por lo que el sábado el intendente José Orellana decidió anunciar que las restricciones quedaban sin efecto y en su lugar se intensificarían los testeos y la campaña de vacunación.

Variante delta en Argentina 

Los epidemiólogos dijeron que hay que estar atentos al avance de los contagios con la variante Delta porque lo que ocurrió en la provincia del norte puede verse reflejado a nivel nacional. Hasta ahora esta comprobado que es mas contagiosa que las anteriores cepas, pero no está claro que sea más letal.

Frente a la situación sanitaria que atraviesa Tucumán, la ministra de Salud de la provincia, Rossana Chahla explicó que son las autoridades locales las que en esta etapa de la pandemia deben definir las restricciones. Respectivamente sobre la variante Delta, la ministra indicó que "era inevitable que llegue, ya que está circulando en todo el mundo y lo más probable es domine como variante. Pero lo importante es que el diagnostico se está realizando en la provincia y que contamos con recurso humano. No podemos predecir si vamos a ir a una tercera ola ya que depende mucho del comportamiento de la comunidad". 

Vacuna contra Covid-19 

Los especialistas del área de sanidad indicaron que debido al avance en la vacunación y las restricciones de los vuelos durante meses, la expansión de la variante delta se retrasó. En este mismo marco, indicaron que ahora el desafío se encuentra en vacunar a los menores de edad. 

En el sistema de Salud ahora la preocupación está centrada en los menores de edad, por la resistencia que se está detectando en madres a vacunas a sus hijos. Se teme que si no avanza la vacunación entre los menores, la variante Delta se expanda en ese segmento de la población.

Vacunar a niños contra el covid 

Para los adolescentes ya se está vacunando con dos dosis de Moderna o Pfizer y los niños mayores de tres años se utiliza la china Sinopharm, que tuvo una autorización express en la Argentina y despertó polémica.

La preocupación de las autoridades es que si no logran vencer la resistencia de las madres, en las vacaciones de verano, la variante Delta se podría llegar a expandir entre los niños como ocurrió en Estados Unidos. Por eso, las provincias comenzaron a reforzar las guardias pediátricas.