Desde hace más de 20 años que Las Tahonas es el pueblo más pequeño de la provincia de Buenos Aires. Tenía apenas siete habitantes en el Censo 2001 y a partir de entonces fue considerado como un emplazamiento rural, aunque las cosas cambiaron hace muy poco, al menos por ahora. Un día antes de que se decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, llegó al lugar un pequeño grupo de adultos con 26 chicos de un hogar de Niños de La Plata, donde pasan el día casi sin restricciones. En la ciudad quedó el equipo operativo, formado por una pareja, que lleva provisiones cuando hace falta y, además del contacto diario a través de Whatsapp, les envía historias sobre su propia cuarentena.

Elena Vita lleva las riendas del asunto en Las Tahonas, en el partido de Punta Indio, en una casa levantada en un predio de diez hectáreas al que se llega por un desvío de tierra desde la ruta provincial 36, a unos 100 kilómetros de La Plata y 130 de la Ciudad de Buenos Aires.

Su hijo, Hernán Améndola, es el encargado de hacer las compras, cuidar la vieja casa chorizo que ocupan en el casco urbano de la capital provincial y sostener las cuestiones operativas. Con él quedó Ana César, su compañera, con quien ideó una original manera de seguir en contacto con los chicos: les mandan videos inspirados en viejas series y películas, en los que les muestran su propia "cuarentena".

“En principio los empezamos a hacer para mandarles a ellos, después se descontroló y empezamos a publicarlos en nuestras redes sociales”, comentó Améndola a BAE Negocios, tentado por los comentarios que recibe por los videos.

La antigua casa chorizo de La Plata fue reformada para que los chicos pudieran tener un living comedor gigante y un pequeño patio. Tiene cinco baños y tres habitaciones muy grandes, dos de ellas construidas en un primer piso. “Es una casa cómoda para un día a día normal”, describió Améndola. Y agregó: “En esta situación, que están todos encerrados, estar acá era un delirio”.

Los 26 chicos ocupan en Las Tahonas una casa con cuatro cuartos, un poco más pequeños que los que tienen en La Plata, en los que pudieron acomodarse con cuchetas. “Se les garantiza mucha comodidad. La casa tiene tres baños y separados hay otra pieza con un baño, donde duermen mi hermano Walter, de 17 años, y Diego, de 18”, describió. “Tenemos que agradecer de sobremanera a Bruno Carpinetti, quien nos dio el lugar ese para que lo usemos cuando queramos”. agregó.

El predio tiene unas dos hectáreas parquizadas en la que los chicos pueden andar a gusto. Améndola contó que “hay un tanque australiano, arcos de futbol, y mucha arboleda, así que en lugar de estar encerrados los chicos pasan todo el día al aire libre. Cada uno puede hacer lo que tenga ganas”.

“La organización no es sencilla porque estamos a 100 kilómetros, pero un dia antes de que declaren la cuarentena les pedí que se acomodaran, que prepararan ropa y mercadería porque se iban para allá. Así fue que cargamos las camionetas con todo lo que se pudo y salimos a la ruta”, contó.

Améndola afirmó que “los chicos están muy cómodos, tienen un quincho abierto con parrilla y la arboleda arma un quincho natural en el patio, así que están todo el dia disfrutando de las mil cosas que tienen para hacer. Se levantan cuando quieren, comen más o menos cuando quieren, juegan, dibujan, bailan con videos de Youtube. La verdad es que no se respeta mucho la cotidianidad, se manejan muy libremente y todos estamos menos preocupados”.

Y agregó: “Calculo que los que peor la pasamos somos mi vieja y mis hermanos, que andamos todo el dia juntos y esta situación nos separo, pero bueno, todo sea por que se termine esta locura que vivimos”.

Améndola tiene permiso para circular, así que en estos días espera la lista de las cosas que hacen falta en Las Tahonas y les lleva para que pasen otros días sin preocupaciones. Siempre toma, afirmó, todas las precauciones necesarias.

Más notas de

Miguel Graziano

Una feliz ocurrencia para sobrevivir al aislamiento con 26 pibes

Los chicos llegaron a Las Tahonas un día antes del aislamiento preventivo, social y obligatorio

Tras su mínimo histórico, la industria del vino espera levantar cabeza este año

El consumo de vino tocó su mínimo histórico en 2018, cuando se consumieron 18,77 litros per cápita

Día de estrés para el dólar: cortó la racha y volvió a subir

Pronostican menos calma

“Incentivar la grieta no es gobernar”, aseguró Urtubey

“Incentivar la grieta no es gobernar”, aseguró Urtubey

"El Gobierno no está canalizando bien la problemática social"

"El Gobierno no está canalizando bien la problemática social"

Avanza por decreto el remate de El Dorrego para un gran negocio inmobiliario

Avanza por decreto el remate de El Dorrego para un gran negocio inmobiliario

Las cervecerías buscan diferenciarse ante el aluvión de oferta

La nueva cerveza de Antares fue presentada en el local de Palermo

Antes del G20, cumbre del progresismo

Redes, fake news y el desafío de informar sin saturar

Redes, fake news y el desafío de informar sin saturar