Una laguna ubicada en las cercanías del parque industrial de Trelew, Chubut, se tiñó de rosa y acusaron a la industria pesquera por el desastre ambiental. "Es algo normal, en unos días desaparecerá", justificaron las autoridades.

Los vecinos encendieron la alarma ambiental ante el cambio de color rosa fuerte, casi fluorescente, y los olores nauseabundos que presenta, lo cual atrajo una gran cantidad de insectos. Las imágenes viralizadas son del predio administrado por la Corporación de Fomento (Corfo) provincial, cerca de la Ruta 8.

Según indicaron, los desechos provienen de la industria pesquera de la ciudad de Rawson y serían químicos utilizados para la conservación del langostino.

Lo llamativo es que el propio responsable de Regulación y Control Ambiental de Chubut, Juan Micheloud, indicó que “es algo normal" y agregó que "el color rojizo no provoca daños y en unos días desaparecerá”.

El propio funcionario confirmó que "el vertido de deshechos había sido autorizado". "Se hizo un acuerdo para volcar líquidos en lagunas de Corfo. Además, hemos constatado un importante avance en las obras que estipula dicho convenio y continuaremos desde el ministerio de Ambiente con la fiscalización permanente”, detalló.

Como contraparte, el secretario de Obras Públicas de Trelew, Sebastián de la Vallina, advirtió: "Minimizar esto es ridículo y más como si fuera algo natural porque están arrojando líquidos sin previo tratamiento y sin que nosotros lo supiéramos”.

El Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de Chubut firmó el 18 de junio pasado un acuerdo con la empresa Rawson Ambiental S.A. (RASA) y el propio municipio para autorizar en forma "temporal y excepcional" el traslado de efluentes líquidos desde plantas pesqueras ubicadas en Rawson hasta las lagunas de la Corfo, en las afueras de Trelew.

No es el primer conflicto que involucra a las dos ciudades en este tema. Días atrás, el municipio de Trelew anunció la decisión de sancionar a las empresas que descarguen este tipo de material en el territorio de la ciudad y comenzó a denunciarlas ante la Justicia de Faltas. Según informaron, varias veces en el año interceptaron camiones con estos contenidos.