Si hay algo en lo que se han destacado las producciones españolas en los últimos años es el alto nivel logrado en reconstrucción de época. Visualmente poderosa, este 24 de mayo se estrena mundialmente "Alta mar", con un atractivo punto de partida: el grandioso transatlántico Bárbara de Braganza parte lleno de pasajeros de distintas clases sociales que viajan de Europa a América en busca de un futuro mejor.

Corren los años 40, y dos hermanas, Eva (Ivana Baquero) y Carolina (Alejandra Onieva), tan distintas como inseparables son parte de esa aventura con destino Río de Janeiro. Eva además va a casarse durante el trayecto: su novio es el dueño de la compañía naviera propietaria del Braganza. A lo " Titanic", en el primer episodio se ve claramente la diferencia de status entre los pasajeros de primera que disfrutan de bailes, cócteles y camarotes de lujo, mientras que los de tercera ocupan los pisos inferiores, mal iluminados y con poco espacio.

Todo está listo para encarar un viaje que les cambiará la vida a todos, y no por buenos motivos. Minutos antes de embarcar, una joven desencajada y nerviosa aparece en el puerto y encara a las hermanas, rogándoles desesperadamente ir con ellas de lo contrario su pareja va a matarla. Estupefactas, las mujeres discuten por lo insólito del pedido pero terminan accediendo, escondiéndola en su equipaje.

Una vez zarpado el barco, los hechos se aceleran. La misteriosa joven busca y roba algo de las pertenencias de sus salvadoras, pero alguien la sorprende y asesina arrojándola de la embarcación. A partir de entonces, el misterio irá en aumento con un estilo muy Agatha Christie: el asesino está a bordo, y nadie podrá bajarse hasta que se descubra quién es. Pero hay varios interrogantes que irán desarrollándose a lo largo de sus 8 episodios, ya que casi todos los personajes tienen algo que ocultar.

Además de las dos protagonistas, viaja un convenientemente apuesto oficial, Nicolás Salas (Jon Kortajarena), un hombre con un pasado de marginalidad que se vinculará con ellas. El capitán del barco, recientemente viudo y amargado, es el argentino Eduardo Blanco, y los créditos estelares aquí son José Sacristán y Ángela Molina, que vuelven a trabajar juntos luego de "Velvet".

Producida por Bambú la misma compañía responsable de éxitos como "Gran Hotel" o "Las chicas del cable"- esta ambiciosa ficción de Netflix ya tiene segunda temporada confirmada y buscará convertirse en el nuevo boom español, tras " La casa de papel".

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos