Tan al pie de la letra se inserta en su temática esta miniserie ûo tan predecible es su devenir podrían alegar algunos- que no hubo mucho rodeo con el título: el espía. Pero lo cierto es que, además de la clara alusión al género que sigue de la manera más tradicional, también hace referencia al personaje de estudio y su fascinante historia: el agente más famoso de Israel.

El relato en pantalla, que transcurre en los años 60, cuenta el largo viaje de Eli Cohen desde su vida de rutina de oficina y pasión matrimonial hasta transformarse en Kamel Amin Sabet, una de las personalidades más influyentes de Siria. El hombre del Mossad en Damasco. El agente 88.

Esa asombrosa transformación de ciudadano común y apacible hasta llegar a ser una pieza clave del servicio de inteligencia en los tiempos previos a la Guerra de los Seis Días, se pone en evidencia desde el comienzo. La escena inicial lo muestra ya apresado y torturado, cuando trata de escribir una carta a su amada esposa y ya no sabe bien con qué nombre firmar. A partir de ese guiño, el relato retrocede hacia los orígenes, el entrenamiento y las primeras experiencias como profesional encubierto. La trama versa entre las destrezas innatas y adquiridas de Eli como agente y el drama de los sacrificios personales que asumen él y su familia.

Para el público local tiene el atractivo extra de que parte fundamental de esta historia está ligada a nuestro país. Kamel "nace" en Buenos Aires y se presentará como un empresario sirio con base Argentina que busca regresar al país paterno. Es en tierras porteñas ûla ciudad no se ve demasiado familiares en pantalla- donde entablará los primeros vínculos con funcionarios de medio oriente.

La miniserie de seis capítulos, que está disponible en Netflix, tiene detrás el sello de Gideon Raff, creador de "Prisioneros de guerra", tira que en la que se inspiró nada menos que la exitosa "Homeland". Pese a algunas falencias ûalgunos cabos sueltos, repetición de recursos, cierta falta de sutilezas- no hay que pensar que esta propuesta carece de méritos.

Uno de esos aciertos es el otro Cohen: Sacha Baron Cohen. El actor, conocido por encarnar papeles hilarantes y provocadores como el personaje de Borat con el que saltó a la fama, acá se pone serio.

Da muestras de enorme versatilidad al cruzar hacia la otra punta del espectro dramático y asumir el rol de Eli Cohen. Como si él mismo fuera un agente encubierto, esconde el comediante para interpretar a este hombre taciturno, cordial y meticuloso, carismático pero contenido.

A la izquierda, el actor Noah Emmerich viene de hacer otra tira de espías: The Americans

Baron Cohen demostró en más de una oportunidad tener tantas dotes para el "engaño" como el propio espía: como Ali G, una vez importunó con éxito a Noam Chomsky, y más recientemente, se hizo pasar por un oficial del ejército israelí para la serie Who is America ? y encaró a Dick Cheney. Si bien su terreno habitual son esas sátiras situacionales, apareció alguna vez en dramas (Los Miserables). Acá logra destacarse y se luce en las escenas de máxima exigencia.

Si bien el resultado final de la tira no es tan destacado, si se lo compara con otras producciones históricas o con ficciones de espías más complejas como "The Americans", tiene sus atractivos. Su historia asombrosa, una reconstrucción de época que rinde visualmente y la interpretación de su protagonista logran atrapar el interés de los espectadores, que por estos días es tan huidizo como el agente 88.

Más notas de

Paula Boente

De la playa a la oficina: el regreso a la rutina

De la playa a la oficina: el regreso a la rutina

Hunters: Al pacino sale a cazar nazis en EE.UU.

Hunters: Al pacino sale a cazar nazis en EE.UU.

Carnavales 2020: las penas se van bailando

Carnavales 2020: las penas se van bailando

Homeland cierra el círculo en su última temporada

Homeland cierra el círculo en su última temporada

La guerra fría: cómo acordar la temperatura del aire

La guerra fría: cómo acordar la temperatura del aire

Recuerdos de viajes

Recuerdos de viajes

Castle Rock: vuelve la serie inspirada en el universo de Stephen King

Robbins ya interpretó otro personaje de King en Sueños de libertad

Mcmillions: la historia del fraude a un concurso de la cadena de hamburguesas

Mcmillions: la historia del fraude a un concurso de la cadena de hamburguesas

Piscinas porteñas: chapuzón de verano

Cómo pasar el verano en busca de un chapuzón

Avenue 5: odisea alocada de turismo espacial

Hugh Laurie, de Dr. House a capitán de un crucero espacial de lujo en Avenue 5.