"Me gusta darle un enfoque a mis prints para que vestir no sea sólo usar colores, sino que tenga un trasfondo", así definió Laura Avella, diseñadora independiente, su participación en el Mercado Gráfico de Colombiatex de las Américas, un concurso para que los ilustradores puedan conectarse con el mercado de la moda y así abrir sus oportunidades.

Cada diseñador en su stand mostró su trabajo ya en tela o en otros materiales para que tanto grandes empresas como pequeñas compañías y compradores particulares se acerquen y hagan negocios. Estampas y colores había de toda temática: naturaleza, personajes ficticios, pop art, entre otros; que le dieron un toque de originalidad a la feria.

Es que los diseñadores independientes también aportaron personalización. "Se trabaja con el cliente una idea o un diseño y se hace una investigación de concepto para que cada textil tenga un valor diferenciado", dijo Carolina Peláez, diseñadora visual, a BAE Negocios.

La iniciativa también apuntó a la conexión de saberes que pueden unirse en la creatividad. Marcela Daraviña, otra de las ilustradoras, expuso un patrón ligado al arte precolombino que buscaba enlazar con "los orígenes". "Como especie estamos desviados y creo que retroceder un poco hacia los saberes de nuestros ancestros, pueden cambiar el rumbo futuro de la especie", explicó.