La Unión Europea está preocupada por el aumento de la violencia de género y la violencia doméstica en Kirguistán tras la implementación de las restricciones relacionadas con la pandemia de covid-19, declaró este martes a Sputnik un representante del servicio de prensa de la misión de Bruselas en Biskek.

La víspera la UE y Kirguistán celebraron en Bruselas la 11ª ronda del diálogo anual sobre derechos humanos, durante la cual discutieron la situación con los derechos humanos en el país asiático, en particular, en el marco de pandemia covid-19, así como cuestiones específicas como la libertad de expresión y de los medios de comunicación​​​.

"La UE manifestó su preocupación por los efectos negativos de las restricciones relacionadas con el coronavirus, en particular, por el aumento de la violencia de género y doméstica, así como las restricciones a los medios independientes y a la difusión de información durante el pico de la pandemia", dijo el portavoz.

Según la fuente, la UE también está preocupada por las iniciativas legislativas kirguisas sobre las ONG, sobre la manipulación de la información y sobre la revisión de la legislación penal, las cuales, según la representación, son contrarias a las obligaciones de Kirguistán ante ciertos convenios internacionales.

También se discutieron casos individuales, incluido el del activista de derechos humanos Asimzhan Askarov, fallecido en 2020, quien fue torturado mientras cumplía su sentencia de cadena perpetua, según denunció el Comité de DDHH de la ONU.

La UE recordó la necesidad de una investigación imparcial y transparente de ese crimen, y la parte kirguisa informó que la Fiscalía General se prepara para iniciar una nueva investigación.

Se observa que la UE tomó nota del cambio en la legislación electoral, y pidió a Biskek que velara por que se mantuviera la representación de las mujeres en el Parlamento.

Por otra parte, la UE saludó la creación en el país del Consejo Nacional sobre Cuestiones de Género.

Ambos bandos también discutieron la libertad de expresión, incluida la libertad de los medios de comunicación, con vistas a las elecciones previstas para el 28 de noviembre, así como a proteger a los periodistas y bloggers.

La UE señaló su disposición de ayudar a Kirguistán a adoptar una mejor conducta en esa esfera, y pidió a los kirguisos que "protejan de la persecución a los miembros de la sociedad civil, incluidos aquellos que luchan por los derechos LGBT y los derechos de las minorías".

La próxima ronda de diálogo entre la UE y Kirguistán sobre los derechos humanos tendrá lugar en 2022 en Biskek.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19