Las negociaciones entre Gobierno y frigoríficos exportadores por el acuerdo de Precios Populares en carne vacuna sumaron un nuevo capítulo de tensión, tras las declaraciones de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. La funcionaria advirtió sobre la posibilidad de “cerrar las exportaciones de carne”, ante comportamientos especulativos en los valores de venta de este alimento.  El 31 de marzo venció el plazo del convenio, que contemplaba un volumen mensual de 6.000 toneladas abastecido por las plantas que conforman el Consorcio Exportador ABC. En este contexto, se prorrogó el acuerdo por dos semanas –que finaliza el 15 de abril- y se busca extender el programa.

El primer dato a tener en cuenta es que, de renovarse Precios Populares, no será a los mismos valores, como el caso del asado, a 399 pesos el kilo, vacío a 499 pesos y matambre a 549 pesos. Desde el inicio del programa de rebaja de precios, el valor de la hacienda en el Mercado de Liniers registró una suba de 18%, con récords en la cotización de las categorías livianas destinadas al ámbito doméstico.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, reconoció que analizan el cierre de exportaciones

El precio de las categorías de consumo en Liniers, principal referencia de precios a nivel nacional, registró un aumento de 83,5% en el último año, de acuerdo a estadísticas de ese predio concentrador. Durante la primera semana de abril del año pasado, la categoría novillitos promedió 96,48 pesos el kilo, mientras que en el mismo período de este año, esa cifra fue de 177 pesos, con picos de hasta 195 pesos en el caso de lotes de muy buena calidad. En paralelo, y según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), el asado pasó de 350,7 pesos el kilo en abril de 2020, a 604 pesos el kilo en enero de este año.

Las exigencias de los exportadores

Los frigoríficos exportadores llegan con sus exigencias a esta instancia de negociación, mientras el Gobierno nacional busca controlar la suba de precios en los alimentos. La mayor preocupación de los exportadores es bajar el 9% de derechos de exportación que en la actualidad paga esta cadena de valor y llegar a 4%. El principal argumento para respaldar este pedido es la baja en los precios internacionales, sobre todo en el caso de China, destino de casi el 80% de las exportaciones, que en 2020 cerraron en 900.000 toneladas. Los otros dos temas que los exportadores buscan instalar son la subfacturación y el troceo de carne, en reemplazo de la media res.

A mediados del año pasado, y en el marco de las reuniones que el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), todo indicaba que el Gobierno bajaría este impuesto, pero puertas adentro del oficialismo entendieron que esta rebaja tendría impacto en el precio de los mostradores y la idea no prosperó.

¿Es posible que el oficialismo tome una medida de estas características? Según pudo reconstruir BAE Negocios, las declaraciones de Español pasan más por marcar la cancha, en medio de las negociaciones por los términos en los que se extenderá el acuerdo. La titular de Comercio Interior representa al ala del oficialismo que entiende que el precio internacional de los commodities impacta en la mesa de los argentinos. El cierre de las exportaciones representaría una merma en el ingreso de dólares: en 2020, las ventas externas de carne vacuna sumaron divisas por un monto cercano a los 3.000 millones de dólares.

La opinión de la industria y el campo

“Entendemos que sería una medida desacertada”, opinaron desde la industria frigorífica, ante una consulta de este medio. En una sintonía similar se expresaron las entidades del sector agropecuario, como el caso de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). El presidente de la entidad, Horacio Salaverri, sostuvo que “vamos por el camino equivocado con este tipo de medidas en un país ávido de divisas, ya que el precio en mostrador de la carne no solo tiene que ver con el productor”.

Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), explicó que “lo vemos con mucha preocupación, son medidas que nos generan inquietud”. Y agregó: “eran temas que pensamos que habían quedado atrás después de la reunión con el Presidente”, en referencia al encuentro que la Mesa de Enlace mantuvo con Alberto Fernández en febrero.

Más notas de

Andres Lobato

Fabricantes de maquinaria buscan cerrar ley para el sector

El objetivo es llegar al 60% de componentes locales

Feedlots: crece el ingreso de bovinos, pero el maíz caro licua la rentabilidad

El encierre de abril fue de 62,5%

Ante presión devaluatoria poselectoral, alerta un inesperado recorte de ingresos del campo

Ante presión devaluatoria poselectoral, alerta un inesperado recorte de ingresos del campo

Soja: el primer trimestre del año cerró con molienda récord

La mayor molienda de soja impulsa el ingreso de dólares

Granos: los mercado a futuro cerraron abril con récord de operaciones

Los productores buscan asegurar precios

Trigo: la cadena de valor del cultivo anticipa un ingreso récord de dólares

El clima no será tan perjudicial como en la última campaña

Carne: el consumo local muestra un leve repunte, pese a la suba de precios

Por ahora, los consumidores convalidan los aumentos

Trigo: proyectan escenario favorable para la siembra

En trigo proyectan cosecha de 20 millones de toneladas

Carne: anticipan nuevos aumentos en los mostradores

El consumo marca valores récord en Liniers

Anticipan que la cebada será una de las revelaciones de la próxima campaña

El sudeste de Buenos Aires impulsará el crecimiento del área sembrada