El Gobierno bonaerense lanzó una encuesta destinada a municipios, productores y universidades de la provincia de Buenos Aires, para avanzar con la conformación de un mapa frutícola. Según explicó el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, estos resultados serán “claves para el diseño de políticas públicas específicas para el sector”.

En el marco de las medidas implementadas por el Gobierno nacional para controlar el precio de los alimentos, el sector de frutas y verduras es uno de los eslabones en donde se busca generar mecanismos para aliviar a los consumidores.

Según estimaron desde esa cartera, con este mapa apuntan a conocer las distintas líneas de investigación que se llevan adelante en las diferentes regiones, cuáles son sus posibilidades de desarrollo y limitantes en cada uno de los distritos, y las características específicas de la producción.

La encuesta está destinada a cada uno de los actores que forman parte de la cadena productiva frutícola, su industria y su comercialización. Los datos obtenidos serán volcados al mapa frutícola bonaerense, y los resultados alcanzados serán públicos para que todos los interesados puedan acceder a ellos.

En el caso de las preguntas dirigidas a las universidades radicadas en la provincia, están diseñadas para conocer qué investigaciones vinculadas con la fruticultura se están desarrollando, si tienen vinculación con entidades estatales o privadas, cuáles son las áreas y materias relacionadas con la actividad y qué jerarquía tienen dentro de cada institución.

En tanto, en las consultas a los municipios se busca identificar si existen demandas específicas del sector, las posibilidades de desarrollo de la actividad, cuáles son las principales producciones de la región, y si existen líneas de trabajo y articulación con los productores.