El Gobierno nacional desplegó una misión comercial en Cuba, con el objetivo de impulsar la agroindustria argentina en ese país, para incrementar su producción de alimentos y comenzar a generar un proceso de sustitución de importaciones. La delegación argentina estuvo encabeza por el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, quien estuvo acompañado por funcionarios de las carteras de Agricultura y Cancillería, del INTA, cámaras de productores y empresarios.

"El objetivo es promover una mayor producción de alimentos en el país caribeño que contribuya a fortalecer su soberanía alimentaria y la sustitución de importaciones de la isla, a la vez que se abran oportunidades para empresas argentinas en el mercado cubano a través de transferencia de conocimientos, métodos de siembra directa, genética y tecnología", señalaron voceros oficiales a este medio.

En este contexto, el vicejefe de Gabinete y el embajador argentino en Cuba, Luis Illaregui, mantuvieron ayer un encuentro con el Viceprimer ministro de ese país, Ricardo Cabrisas. En la reunión, los funcionarios cubanos manifestaron a Neme que buscan avanzar y concretar el Convenio de Intercambio Comercial y Cooperación que están trabajando ambas naciones. En la continuidad de este acuerdo, una delegación de Cuba visitará Argentina durante junio, para mantener una ronda de encuentros con empresarios nacionales, para ultimar detalles para importar maquinaria agrícola e insumos antes de fin de año.

Neme explicó que Argentina acompañará a Cuba en su proceso de sustitución de importaciones, a partir del fortalecimiento de las capacidades locales y el impulso de sus cadenas de valor. "Esto permitirá mejorar su productividad de manera sostenible y robustecer el abastecimiento de su mercado interno con producción propia", destacó.