Hablar de Ridley Scott es abrir las puertas de un verdadero universo cinematográfico. El realizador pertenece a esa estirpe de elegidos que marcó un hito con la mayoría de sus películas, en géneros diversos. Desde la fundacional “ Alien, el octavo pasajero”, la no menos legendaria “Blade Runner”, pasando por “Gladiador”, “Thelma & Louise”, “Black Hawk Down”, “El Marciano”... y podríamos seguir, todos tenemos algún Ridley Scott que dejó una huella en nosotros.

Por eso, su desembarco en el mundo de las series generó altas expectativas. Y vaya que las superó. “Raised by Wolves” se estrenó el año pasado en el resto del mundo, pero a nuestra región llegó recién hace unas semanas con el arribo de la plataforma HBO Max.

No cabe dudas que aunque el hombre saca agua de las piedras, la ciencia ficción es lo que mejor le sienta. Y más aún, esa suerte de sub-género que es el “horror espacial” del cual “ Alien” es el modelo a seguir.

En esta serie de 10 capítulos -esperamos una segunda temporada- se aprecia la influencia de su filme de 1979, tan revisitado -y copiado- en las producciones de la temática “extraterrestres malvados y feos” que vendrían después. También recordamos a sus androides replicantes, padres fundadores de otro sub-género. Todo esto, aquí está mejorado y modernizado gracias a los recursos de hoy y la libertad artística de la que alguien de su calibre puede disfrutar.

“Raised by wolves”, una fiesta para los sentidos

La serie creada por Aaron Guzikowski nos transporta, cuándo no, a un futuro apocalíptico en que la Tierra está destruida por una gran guerra. Una nave arriba al planeta habitable Kepler 22B con dos androides súper inteligentes cuya misión es salvar a la humanidad.

Junto a Madre (gran actuación de la danesa Amanda Collin) y Padre (Abubakar Salim) viajaron 12 embriones humanos criogenizados, de los cuales se salvan 6. La droide femenina los incuba y alimenta durante 9 meses.

Esta nueva familia afrontará todo tipo de problemas, desde la escasez de alimento -el nuevo planeta es habitable pero donde ellos se afincaron es desértico y hostil- hasta las limitaciones que estas dos inteligencias artificiales, a pesar de su increíbe evolución, tienen como “padres”.

Y todo se complicará aún más cuando arribe al planeta una enorme nave, El Arca, con una secta de colonizadores religiosos a bordo.

Travis Fimmel ("Vikings") es el peligroso Marcus.

Aquí es donde nos enteramos de lo que pasó en la Tierra. Entre los nuevos vecinos, contamos a Marcus, interpretado por Travis Fimmel, famoso desde su trabajo como Ragnar Lothbrok en la aclamada “Vikings”. El propio actor había confesado que tras la serie de History Channel su plan era no volver a la actuación pero “Ridley es Ridley Scott. Ni siquiera leí el guion cuando dije que sí. Solo quería trabajar con Ridley” contó en una entrevista.

Sabia decisión. “Raised By Wolves” eleva la vara para futuras series de temática similar. Además de los elementos típicos de la ciencia ficción con androides en otros planetas, se cuestiona la naturaleza de la fe, el humanismo y el origen de las emociones. Todo, con una estética impecable que nos transporta a ese lugar polvoriento, nebuloso y poco amigable donde iríamos a vivir si no nos queda otra salida. Y cabe destacar que no se escatima en escenas sangrientas.

En resumen: una serie que destaca ampliamente en el montón y cuyo final de temporada nos deja una sensación de urgencia por saber lo que vendrá.

noticias relacionadas