n celebre presidente argentino, Juan D. Perón,  nos alertaba, hace más de 45 años, que el ejercicio de “la política” a escala nacional había entrado en una etapa de obsolescencia, al punto que en el futuro subsistiría tan solo la de índole internacional. En este marco, es dable resaltar que se han producido profundas transformaciones geopolíticas en el Atlántico Sur, en el último lustro, sobre las cuales es necesario reflexionar.

Para ello se retomará, lo que oportunamente en “El complejo Pesquero Argentino” se señaló: “el país ha consolidado su soberanía, territorial y marítima, duplicando su extensión, al haber concluido la coordinación, a escala global, de las “áreas económicas exclusivas” correspondientes a cada nación, dejando la resolución de las discrepancias y diferendos para otra instancia de negociación”. El Tratado de Asignación de Zonas Económicas Exclusivas determina, explícitamente, sobre las áreas sin reclamación pendientes de resolución.

Así, afirmábamos: “aquella representación icónica del mapa argentino con un buen bife de chorizo, podría en el futuro ser complementada por un nutritivo filet de merluza”. Pero, perturbando lo ut supra señalado, la potencia ocupante de parte de esa zona geográfica, haciendo “uso y abuso” de su “capacidad de fuego”, ha consolidado una base militar. Algunas señales, que lo demuestran, son suficientemente elocuentes:

  • el “aparcamiento” de submarinos nucleares
  • el arribo del patrullero de la Guardia Costera Norteamericana “Stone” y
  • los ejercicios misilísticos que conmocionaron la región. En abril último, el gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte realizó ejercicios de lanzamiento, entre otros, de misiles tierra-aire Rapier desde las Islas Malvinas.

Así, el “eje militar británico” constituido entre Islas Malvinas - Ascensión es una realidad incontrastable. Esta novedad trastocó, incluso, los planes estratégicos del sistema de defensa brasileño, que estaba preparando su “marina de guerra” para “ocuparse” de tan vasta extensión oceánica.

Naturalmente todo ello, entre otros elementos, “prepara el terreno” para el debate central que girará en torno a las “reclamaciones antárticas” en un tiempo cercano y obliga a nuestro país a una “profunda deliberación” sobre las condiciones presentes y futuras de su “densidad nacional” como tal.

Algunos antecedentes del regreso

Las controversias en derredor del Brexit, allá por el 2016 (impulsado por la “intelectualidad orgánica” de sus principales centros de estudios), catalizaron intensos debates en la sociedad inglesa, y especialmente en sus sectores dirigenciales, sobre el rol del Reino Unido (RU) en la reconfiguración del Nuevo Orden Internacional (NOI). Dadas las implicancias que ello aparejaría sobre estos lares, es que oportunamente en Se consolida el nuevo orden internacional se:

  • analizó la fortaleza de la alianza Trump - Putin
  • presagió los dos “nuevos espacios económicos perdedores”, (la República Popular China (RPC) y la Unión Europea (UE)) y
  • examinó la estrategia inglesa, (a partir de la alianza de “grado uno”, a pesar de sus secundarias contradicciones, entre Estados Unidos (EEUU) y la Federación Rusa), de salirse de un “bando fallido” (la UE) y acompañar la confrontación norteamericana (su aliado estratégico) con la RPC.

Como contrapartida, “pide pista” y reclama, entre otros, su hegemonía en el Atlántico Sur ofreciendo sumar a la Commonwealth (con su conducción y bajo su representación) a la mesa decisional del NOI. De allí la trascendencia de AUKUS (un nuevo pacto de defensa mutuo firmado en el 2021 por Australia, United Kingdom  y United States-Estados Unidos, cuya primera acción de coordinación fue redireccionar el tratado de adquisición de una flota de submarinos por parte de Australia desde Francia hacia el RU y EE.UU. Australia rescindió un contrato con la República Francesa, del orden de los U$S 60mM, para la adquisición de alrededor de 10 submarinos de propulsión convencional (Diesel) por otro con Estados Unidos y el Reino Unido para el abastecimiento de sumergibles de propulsión nuclear.

A su vez, y en el plano doméstico, los “grados de libertad” recuperados con el Brexit le permiten estar en mejores condiciones, que sus ex socios de Europa Continental, para diseñar la política económica, con un proceso de crecimiento e inclusión exitoso, al recuperar su “vector industrial” y seguir manteniendo a Londres como uno de los dos centros financieros más importantes del ecúmene.

Sus implicancias en el cono sur americano

Como se observa en el Gráfico, las “zonas de reclamaciones antárticas” presentan diversas intersecciones.

Eje militar Malvinas - Ascensión y Zonas de Reclamación Antártica

 Para el caso argentino, tanto la República de Chile como el RU demandan territorios coincidentes. En el primer caso, una negociación de “buena fe” podría consensuar alguna solución. Pero en el segundo, solo podrá ser saldado en la medida en que se acorten substancialmente las distancias relativas que hoy existen entre:

  • las envergaduras de las respectivas economías, y
  • la inserción de cada país (siendo funcional o no) al NOI

Seguramente, la resolución de la actual Supercrisis le permitirá a la economía doméstica, mediante un Modelo de Desarrollo Permanente y Sustentable (MoDePyS) con orientación a la producción, en las próximas dos décadas, arribar a un PBI per cápita que se acerque a los “estándares” del G20. Ahora bien, solo una correcta lectura geopolítica conseguirá que el territorio insular hoy usurpado, y la proyección sobre la Antártida que ello genera, sea resuelto a favor del Interés Nacional. 

* Lic. Guillermo Moreno, Lic. Daniel Carbonetto Kolln y  Lic. Walter Romero

Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger

Más notas de

Guillermo Moreno

Del FMI viene lo que al FMI va, Parte II

Del FMI viene lo que al FMI va, Parte II

Del FMI viene… lo que al FMI va

Del FMI viene… lo que al FMI va

Desarrollo industrial: el aluminio argentino

Desarrollo industrial: el aluminio argentino

Dólar, reservas, exportaciones e inflación: hay que acordar con el FMI, pero ¿cómo?

El comunicado del FMI sobre Argentina reconoció "avances" con Argentina y focalizó en la "alta inflación", el déficit y las reservas del Central

La industria del calzado, pymes y crecimiento del empleo

La industria del calzado, pymes y crecimiento del empleo

Malvinas, el sector antártico y la economía: el regreso de “los ingleses” al escenario mundial

El regreso de “los ingleses” al escenario mundial

A los “aparentes nuevos problemas”, soluciones clásicas

Hay un proceso inflacionario creciente y sin techo (con una tasa interanual medida a Octubre de 2021 del 52,1%

Sobre los ciclos políticos y económicos

Sobre los ciclos políticos y económicos

Minas argentinas: potencial y limitaciones para su desarrollo

Minas argentinas: potencial y limitaciones para su desarrollo

Producción y trabajo, dos caras de una misma moneda

Producción y trabajo, dos caras de una misma moneda