Novak Djokovic sigue en el centro de la polémica por no estar vacunado. A sólo tres días del primer Grand Slam, Australia decidió volver a cancelar la visa del consagrado tenista, lo cual implica su expulsión del país. Sin embargo, el tenista apeló la decisión, y la Justicia de Melbourne determinó que no sea deportado del país de forma inmediata.

El Tribunal de Circuito Federal de Melbourne ordenó este viernes que el número uno del tenis mundial no sea deportado de forma inmediata luego de que el Gobierno decidiera cancelar por segunda vez su visa "por motivos sanitarios y de orden público", lo que generó una mediación judicial de urgencia, tal como a principios de esta semana.

Djokovic enfrentará mañana una jornada clave cuando comparezca ante las autoridades del Ministerio de Inmigración australiano para formular su declaración en la causa que se le abrió por su ingreso irregular al país, el miércoles de la semana pasada.

Hasta que se produzca ese encuentro, probablemente en la madrugada argentina del sábado, el tenista permanecerá en libertad. Entre el jueves 6 y el lunes 10, previo a su liberación, lo habían recluido en el centro de detención para inmigrantes ilegales.

Ahora, el futuro profesional del deportista serbio se encuentra en manos del juez Anthony Kelly, quien ya había ordenado su liberación el lunes 10 de enero luego de que se le haya revocado la visa por ingresar al país sin estar vacunado con las dosis contra el Covid-19.

Hace unos días, Djokovic rompió el silencio sobre el formulario que completó al momento de su ingreso a Australia para presentarse en el torneo de tenis y admitió “errores humanos”. Se trata de un certificado médico que justificaba que, al haber tenido coronavirus en diciembre, quedaba exento de vacunarse.

El tenista responsabilizó a su equipo representante y lo calificó como un “descuido”. “Mi agente se disculpa por el fallo administrativo que cometió. Fue un error humano en ningún caso deliberado. Vivimos tiempos difíciles, en medio de una pandemia de alcance global, y estos errores pueden darse ocasionalmente”, expresó. 

Una vez más enfrentándose con las autoridades, "Nole" decidió apelar contra la decisión de su expulsión a sólo tres días de su presentación en el Abierto de Australia, y si no consigue que el juez falle a su favor nuevamente, podría estar impedido de ingresar al país por los próximos tres años. Esto significaría la imposibilidad de participar en las próximas ediciones de la competición.

Qué dijo el gobierno de Australia sobre el caso Djokovic

Fue el ministro de Inmigración Alex Hawke el encargado de tomar la decisión de suspender nuevamente la visa de Djokovic. Si bien el 10 de enero la Justicia había permitido su permanencia en el país y había sido liberado del centro de detención donde se encontraba, el tenista y sus abogados fueron advertidos de que el Gobierno de Australia podría volver a revocarle el documento y declarar su expulsión del país. 

Dicho y hecho: este viernes el ministro australiano emitió un comunicado en donde explicó la situación que compete al tenista por no estar vacunado contra el Covid. “Hoy ejecuté mi potestad bajo la sección 133C(3) del Acta de Migración para cancelar la visa presentada por el señor Novak Djokovic fundamentado en la salud y el buen orden, basado en que hacerlo era de interés público", informó.

Alex Hawke, ministro de Inmigraciones de Australia

“Esta decisión sucede a órdenes de la Corte Federal y de Familia del 10 de enero de 2022 que eliminaron una cancelación previa, en razón de la corrección procesal. Al tomar esta determinación, cuidadosamente consideré información suministrada a mí por el Departamento de Asuntos Internos, la Fuerza de Fronteras Australianas y el señor Djokovic”, continuó el ministro de Inmigraciones. 

Luego de eso, Hawke remarcó la gran responsabilidad con la que trabaja el Gobierno de Australia respecto a los protocolos contra la enfermedad de la pandemia y las personas que deciden no vacunarse, y sentenció: “El gobierno de (Scott) Morrison está firmemente comprometido con proteger las fronteras de Australia, particularmente en relación con la pandemia de Covid-19”.

Como resultado, los abogados de Novak Djokovic inmediatamente apelaron la decisión de la Justicia y se mantendrá una audiencia pública que decidirá  su futuro que pende de un hilo en el torneo Grand Slam.

Djokovic, de 34 años, acudió a Australia para jugar el Abierto en busca de su décimo título en esta competencia y de batir el récord de 20 Grand Slam que ahora comparte con el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.