El conflicto entre los Estados Unidos y China favorece ciertos precios locales de exportación. Podría significar un ingreso extra de hasta 2,5% del PBI.

La "guerra" comercial entre los Estados Unidos y China le podría dar a Argentina ingresos extra por hasta 10.000 millones de dólares en 2019, gracias a los mejores precios locales de exportación de granos, de acuerdo con un informe de Quantum Finanzas.
 

El documento destacó que la campaña agrícola 2017/18 tuvo impactantes complicaciones. La cosecha de soja cayó 31% respecto de la campaña precedente, lo cual significó una pérdida de 8.000 millones de dólares en el valor de la producción. 

Pero agregó que estimaciones recientes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos indicaron que para la campaña 2018/19 es posible esperar una cosecha de 118 millones de toneladas de soja, maíz y trigo. La cosecha de soja y maíz volvería a los niveles de la campaña 2016/17, de 55 y 41 millones de toneladas, respectivamente.

La consultora que dirige Daniel Marx destacó que al aumento esperado en las cantidades se le suma el efecto que el conflicto comercial  Estados Unidos-China está generando sobre el precio de algunos de los productos agrícolas de exportación local, en particular el de la soja. 

"La imposición de China de un arancel del 25% a las exportaciones de ciertos productos provenientes de EE.UU genera un desvío, que ahora podría buscar abastecerse más de los otros mayores productores de soja: Brasil y Argentina", mencionó el informe. 

El efecto sobre el precio local de ese desplazamiento no es menor.  

Quantum explicó lo siguiente: 

- A principios de año, previo al inicio del conflicto comercial, el diferencial entre el precio de la soja local (antes del pago de retenciones) y el de Chicago era prácticamente nulo. Desde ese momento se dispara a niveles de 50-60 dólares por tonelada, a favor del precio local. 

-Los precios que paga China por la soja adquirida en uno o en otro caso tienden a igualarse, aunque las diferencias en los regímenes arancelarios indican que el productor de Argentina percibe menos que el de EE.UU. (245 y 301 dólares por tonelada, respectivamente). 

-La mayor diferencia está explicada por los impuestos al comercio exterior (Argentina 30% y China 25%). 

-Estados Unidos, Brasil y Argentina son los principales productores de soja del mundo, con excedentes de exportación, mientras que China el principal importador (65% del total importado mundialmente). 

-La imposición tarifaria del 25% funcionó como factor de presión sobre los precios de los otros productores con excedentes de exportación. 

-Si el conflicto se mantiene -por lo menos en este segmento de comercio- Argentina podría tener una muy buena campaña 2018/19 producto de recuperación de los volúmenes y de precios más elevados que los anticipados previo al inicio del conflicto. 

-Significaría ingresos adicionales por el orden de 9/10 mil millones (2,5% del PBI), aportando al crecimiento y a la reducción del déficit de cuenta corriente.