Esta semana, Buenos Aires será la sede de dos negociaciones comerciales del Mercosur. Mientras hoy se iniciará el diálogo con Nueva Zelanda para un eventual acuerdo de libre comercio, entre mañana y el viernes se concretará la tercer ronda con el bloque europeo EFTA, compuesto por Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein.

Así lo confirmaron anoche a BAE Negocios fuentes gubernamentales, las cuales destacaron el inicio de las conversaciones con Nueva Zelanda, que ya ha acordado con Australia negociar unilateralmente, dado el bloque que conforman.

El ministro de Comercio de Nueva Zelanda, David Parker, comenzó una agenda oficial en Paraguay, donde buscará iniciar las conversaciones para un acuerdo comercial con el Mercado, según apuntaron fuentes del bloque sudamericano. El ministro neozelandés ya se reunió con el canciller Eladio Loizaga para expresar su voluntad de acordar un mayor intercambio.

En cuanto a la EFTA, se trata de un minibloque que ya concretó más de 25 tratados comerciales, entre los cuales se destaca la Unión Europea. El ministro de Comercio de Noruega, Torbjørn Røe Isaksen, consideró en forma reciente que existen grandes chances de un avance en un acuerdo de libre comercio, que para el Mercosur es una de las negociaciones paralelas a la de la Unión Europea.

Las fuentes indicaron que uno de los focos del bloque sudamericano es la colocación de productos agroindustriales en Suiza, Noruega, Islandia y Liechstenstein. Por otra parte, estas naciones pretenden una fuerte apertura en los segmentos industriales del Mercosur, y son muy proteccionistas de su sector agrícola, un escenario similar al que se observa en las negociaciones con la Unión Europea (UE).

Por esta razón, en el Mercosur no esperan un rápido acuerdo con EFTA, debido a la resistencia agrícola.