Diferentes economistas, de distintas líneas ideológicas, consideraron que es demasiado aventurado indicar que "lo peor ya pasó", como señaló el jefe de la misión del FMI, Roberto Cardarelli tras el encuentro que mantuvo con los integrantes de la mesa chica de la CGT y se escuchó por primera vez, de manera oficial, en marzo del año pasado, durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, en boca del propio presidente Mauricio Macri, cuando dijo: “Lo peor ya pasó, las transformaciones que hicimos empiezan a dar frutos”.

"Nadie puede asegurar que lo peor ya pasó", indicó a Télam el economista José Siaba Serrate, quien remarcó que "hay más calma" en los mercados. 

En su opinión esta calma comenzó "desde que el FMI autorizó al Banco Central a intervenir en el mercado cambiario sin tener que esperar a que la cotización llegara al tope de la banda". 

"Para que 3,4% de inflación sea un alivio es porque venimos de una inflación muy alta", señaló para agregar que la merma del déficit fiscal "es muy importante a la hora de contabilizar los puntos sólo dos para evitar una crisis mayor". 

Subrayó que "el déficit viene teniendo una muy buena ejecución" y que "lo fiscal se fue cumpliendo pero nunca tuvo la capacidad de frenar los inconvenientes que hubo". 

"Decir que paso lo peor es imposible porque el proceso hoy ya no es necesariamente económico financiero, sino electoral". 

Por su parte Eva Sacco, del Centro de Economía Política Argentina ( CEPA) consideró que el superávit fiscal anunciado ayer se obtiene en un período en el que "todavía no entraron las paritarias, que es un gran gasto del estado ni el aumento de las jubilaciones". 

"Estamos haciendo una comparación sobre un mes en las que el gobierno tiene gastos viejos e ingresos nuevos". 

También señaló que la inflación de 3,4% de abril está "por encima del promedio mensual" de la inflación desde enero del 2016 a abril pasado, que se ubicó en 2,87%. 

A su turno, el profesor de Microeconomía de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Marcelo Di Ciano, opinó que "lo peor está por venir: En los últimos 3 años la deuda se incrementó en 160.000 millones de dólares, con vencimientos a partir del año 2020, incrementándose en los años posteriores 2021, 2022 y 2023, sin perspectiva de que ingresen inversiones", lamentó, en declaraciones a esta Agencia. 

Por su parte, el economista de Economía y Regiones, Diego Giacomini, señaló que la inflación "se agachó en abril para tomar impulso más adelante", consideró que "puede ser que los próximos indicadores estén un poco por debajo del 3%, pero al cierre del año el 2019 tendrá una inflación superior a la del año pasado". 

En el informe de la consultora difundido hoy indicaron que "es prácticamente imposible que la inflación baje a +2,5% mensual y se quede "ahí" de aquí en más hasta fin de año, que es lo que se necesita para que la inflación de 2019 pueda ser más baja que la inflación 2018".