La actividad industrial perdió 1,9 puntos de participación sobre el PBI entre 2015 y 2019. La apertura comercial, sumada a la fuerte caída del salario real lideran las explicaciones del fenómeno. En cambio, el agro mejoró 0,7 punto, gracias a la devaluación y la baja relativa de las retenciones. Las mismas razones llevaron a minas y canteras a subir 0,9 punto. Además, el sector de electricidad, gas y agua creció 1,2 puntos en términos relativos, gracias a los tarifazos. La política oficial, a lo largo del período, delineo un esquema claro de ganadores y perdedores.

Los datos surgen de comparar el valor agregado de cada sector, según la serie a precios corrientes del PBI por sector, de Cuentas Nacionales del Indec.

Entre 2015 y 2018 el PBI industrial redondeó una caída acumulada de 7,3%, tras las contracciones de 5,2% en 2016, por la caída del salario tras la devaluación y tarifazos del primer año de Cambiemos más la apertura comercial; la suba de 2,8% en el 2017 electoral, con la construcción keynesiana tironeando la demanda; y con la nueva baja de 4,8% por el segundo episodio de crisis cambiaria, en 2018. Al sumarle la dinámica del primer trimestre del 2019, con un desplome interanual de 10,8%, la participación sobre el PBI cayó al 12,5%. En 2015 era de 14,4%.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, afirmó, ante la consulta de BAE Negocios: "Se ve claramente que el sector industrial es el perdedor, también, en términos de empleo. La industria era el principal generador de empleo en 2015 y hoy perdió ese lugar, que le cedió al comercio. Eso es malo porque la industria es un sector de salarios altos. Es un mal punto porque es regresivo para la economía".

Las modificaciones relativas se explican con claridad por decisiones de precios relativos

Y agregó: "Si sube el dólar y primero sacan y luego vuelven a poner retenciones, pero menores, es lógico que el agro mejore y que la industria caiga, sobre todo si también hay una flexibilización de las condiciones de importación. Es cierto que hacía falta un ajuste pero no tan brusco como el que hubo. La participación de la intermediación financiera crece en 2017 y luego en 2018 cae. Por eso creo que en 2017 se ve la verdadera dinámica generada por el modelo. Lo de electricidad, gas y agua es todo por los tarifazos, ya que no hubo mejoras ni en generación, ni en transporte ni en distribución".

Así, las mejoras relativas del agro, la minería y las empresas de servicios públicos son todas por efecto precio. La intermediación financiera mantuvo su participación tras el desplome generado por la salida masiva de los fondos en abril del 2018.

El agro mostró una participación de 5,4% sobre el PBI en el primer trimestre del 2019. En 2015 había sido de 4,7%. El factor precio por la suba del dólar y la baja de retenciones se ve cuando se toma la comparación a precios 2004, donde su participación cae. Minas y canteras mejoró desde 3% hasta 3,9%. Electricidad, gas y agua salta desde 1,1% hasta 2,3%. Y la intermediación financiera quedó fija en una de 3,5% (antes del tropezón de 2017, como señaló Rajnerman, había llegado a 3,9%).

Ver más productos

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos