La balanza comercial comenzó, aunque lentamente, a reaccionar a la devaluación del peso que tuvo lugar en mayo. La reacción llegó por el lado de una incipiente desaceleración de las importaciones, empujadas hacia abajo además por una menor actividad económica. Las exportaciones, que se cree deberían crecer con un dólar más caro, están actualmente más afectadas por la sequía en el campo y Brasil, lo que las mantiene aún en niveles comparativos bajos respecto a 2017. El déficit comercial, de todas formas, se profundizó dos veces y media y acumuló casi u$s4.700 millones.

En los primeros cinco meses del año, el déficit del comercio exterior trepó a u$s4.691 millones, según el informe del Intercambio Comercial Argentino. Las exportaciones, con u$s5.162 millones, cayeron 6% respecto del mismo mes del año anterior, y aumentan 7,1% en la comparación acumulada como resultado de una suba en los precios del 13,3% y una caída en las cantidades vendidas del 17%. Las exportaciones de productos primarios cayeron de manera interanual 26,8%, las de manufacturas de origen agropecuario aumentaron 4,8%; las de origen industrial cayeron 5%; y las exportaciones de combustibles y energía aumentaron 48,8%. Según explicó Gabriel Caamaño, economista de Consultora Ledesma “el impacto del tipo de cambio en las exportaciones no es inmediato. Es un efecto que lleva su tiempo, porque requiere asignar recursos y producir, para el caso de las exportaciones primarias. Y en el caso de las MOI, va a depender en gran parte de cómo evolucione la actividad económica en Brasil”, comentó.

Las importaciones, con u$s6.447 millones, aumentaron un 6,3% en comparación con el año anterior, cuando fueron 381 millones de dólares, y en forma acumulada crecen 17,9% en la comparación interanual de los primeros cinco meses del año. Las compras al exterior son las que comenzaron a registrar más rápidamente una desaceleración, potenciada por una menor actividad económica que enfría las importaciones. “Hay que destacar que siguen subiendo a buen ritmo las importaciones de bienes de capital que tienen que ver con la inversión”, apuntó Caamaño. Las importaciones de bienes de capital cayeron 5,6% en mayo pero subieron 12% en lo que va del año.

“En la nueva economía que se viene, marcada por un tipo de cambio real más elevado y un menor nivel de actividad se atenuará el deterioro de la balanza comercial en lo que resta del año. Sin embargo, esta mejora llegará por el ‘lado malo’ ûmenor demanda que frena las importaciones- y no por un ‘boom exportador’”, analizó por su parte Ecolatina.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos