El jueves negro para los activos argentinos en el exterior, que llevó al riesgo país a marcar un nuevo récord en la era Cambiemos, también afectó a las empresas nacionales que cotizan en Wall Street. Los Recibos de Depósitos Americanos ( ADR por sus siglas en inglés) de acciones locales cayeron hasta 8% en la Bolsa neoyorkina.

Los bancos lideraron las bajas: Grupo Galicia perdió 8%; Banco Supervielle, 7,7%; Macro, 7,6%; y el Francés, 7,3%. Pero no fueron las únicas caídas de peso. Cresud retrocedió 4,4%; Loma Negra, 4,2%; Edenor, 3,8%; Pampa Energía y Telecom, 3,2%; Central Puerto, 3,1%; e YPF, 3%.

"El ruido de los anuncios de ayer, en el marco de una economía que no repunta, también tiene consecuencias para el capital privado", sostuvo el economista Sergio Chouzza en relación al plan anticrisis.

Es que el mercado respondió con dureza al paquete de medidas paliativas de cara a las elecciones, al que cosideró una medida "desesperada" y "cortoplacista". Este repudio se sumó a las dudas sobre la sostenibilidad de la deuda, los malos datos de la actividad de marzo y la aceleración inflacionaria.

En ese marco y pese al feriado en la plaza local, el castigo se sintió también en los bonos en dólares, que tiñeron de rojo las pantallas de Wall Street. Así, el riesgo país saltó al récord de 854 punto, el nivel más alto desde junio de 2014.

Con este panorama, los operadores esperan que una complicada apertura de la próxima semana en la city porteña.