Un equipo integrado por funcionarios del Ministerio de Economía y técnicos del Banco Central partió este sábado con destino a Washington, Estados Unidos, para un encuentro con miembros del staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el objeto de avanzar en un entendimiento técnico para un nuevo acuerdo entre el organismo y el país.

Según precisó la cartera económica, "el objetivo es continuar avanzando en los entendimientos técnicos en el marco de las negociaciones con ese organismo multilateral de crédito, para un programa que permita refinanciar el préstamo tomado en el año 2018".

Por otra parte, el Fondo discutirá en las próximas semanas la implementación de la política de sobretasas, un debate que podría ayudar a la Argentina a disminuir en el futuro el costo de financiamiento con el FMI.

Los enviados comenzarán las reuniones con los técnicos del Fondo mañana domingo, según precisaron a Télam desde Economía. Esos encuentros contarán con la presencia del representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, quien ya está en Washington; el viceministro de Economía, Fernando Morra; el secretario de Hacienda, Raúl Rigo; y el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi.

En tanto, por el lado del Banco Central viajarán el subgerente general de Investigaciones Económicas, Germán Feldman, y el director y vicepresidente segundo de la entidad monetaria, Jorge Carrera.

Por parte del organismo, en tanto, participará el equipo dirigido por la directora adjunta del Departamento para el Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y el jefe de la Misión Argentina, Luis Cubeddu, según confirmaron los voceros del FMI

Ni el ministro de Economía, Martín Guzmán, ni en presidente del BCRA, Miguel Pesce, viajarán para participar de las negociaciones. La directora Ejecutiva del FMI, Kristalina Georgieva, tampoco intervendrá en los encuentros. 

Fernando Morra, viceministro de Economía, integra la comitiva argentina 

FMI: pasos a seguir luego de conseguir el acuerdo 

Según reirió el propio Guzmán, el Gobierno argentino busca "alcanzar un entendimiento técnico durante diciembre".

Una vez conseguido, el paso siguiente será que el entendimiento se discuta tanto en el Congreso a través del envío de plan plurianual, para gozar de un apoyo político y social, y también en el Directorio del organismo multilateral.

Antes de analizar los informes para tratar el actual programa, el directorio del FMI estudiará los resultados de una evaluación interna del programa anterior, suscripto por el expresidente Mauricio Macri, que se encuentra suspendido desde 2019.

De este modo, las autoridades del organismo multilateral tratarán la semana del 20 de diciembre el informe que sobre el préstamo anterior, con el objeto de "buscar lecciones que sirvan para no repetir errores a futuro".

En esa línea, voceros del FMI indicaron a la agencia Télam que "la Evaluación Ex-Post se concibió como un mecanismo para trazar lecciones después de que se completa un acuerdo de acceso excepcional",.

"Para los países donde se contempla un nuevo programa posterior, es deseable completar la Evaluación Ex-Post antes de que el Directorio Ejecutivo lo considere", precisó el vocero del organismo.

El FMI debatirá la política de sobretasas

Por otra parte, el FMI debatirá el 13 de diciembre próximo la política de sobretasas que aplica el organismo, en el marco de una discusión amplia sobre esta cuestión, según confirmaron a Télam.

Se trata de un debate que podría ayudar a la Argentina a disminuir en el futuro el costo de financiamiento con el FMI, luego de que el G20, durante su última cumbre presidencial en Roma, instara al Fondo a revisar el tema de sobretasas, entre otros ítems.

El gobierno de Mauricio Macri contrajo en el 2018 una deuda con el FMI de 57.100 millones de dólares, aceptando una mayor tasa de interés por haber recibido un monto que superaba su cuota dentro del organismo multilateral.

Esta sobretasa o sobrecargo representa para el país unos 1.000 millones de dólares anuales, que el gobierno argentino procura reducir en las negociaciones para refinanciar la deuda que quedó finalmente en 44.000 millones de dólares, al no aceptarse los últimos desembolsos cuando asumió el presidente Alberto Fernández.

Esta discusión abarca también a varios países que por la pandemia no pudieron cumplir con sus compromisos financieros, y la propia titular del Fondo, Kristalina Georgieva, advirtió esta semana sobre la necesidad de resolver la crítica situación de los países pobres para afrontar sus deudas.