El ministro de Economía, Martín Guzmán, enfatizó que "dolarizar la economía es un delito" y subrayó que sería "aceptar una derrota como país", al responderle a los diferentes sectores de la oposición que propusieron que una forma de resolver el problema de la inflación es avanzar hacia una economía dolarizada. En este sentido, remarcó en la necesidad de crear "sentido común" sobre política que tiendan a desacelerar el aumento de precios.  

Por su parte, esta tarde el Indec revelará el porcentaje del Índice de Precios al Consumidor (IPC) para abril que, según consultoras privadas, volverá a superar el 5% intermensual. Al respecto, Guzmán señaló que la inflación será "menor que la de marzo" pero que "todavía dará un valor malo desde el punto de vista al que apunta el Gobierno". 

"Dolarizar es un delirio. Es dar por perdida la posibilidad de construir un Estado-Nación en serio. Es aceptar una derrota como país. Es algo que ni siquiera consideramos como opción", enfatizó el ministro en diálogo con el programa A Dos Voces por TN.

En esa línea, el funcionario destacó que "lo que hay que hacer es fortalecer la moneda que hoy es débil" y consideró que desde lo técnico "es posible" como lo hicieron otros países, pero aseveró que "no hay un caso exitoso de desarrollo que haya abandonado su moneda".  

“Si decimos que en Argentina hay una economía bimonetaria, lo que falta es confianza en el peso”, sintetizó. 

El tema de la dolarización es recurrente en la política Argentina. Sin embargo, tomó vigor en el debate público tras las declaraciones de la líder del PRO Patricia Bullrich que apuntó que "el peso no existe en un sentido de lo que significa una moneda", por lo que remarcó que "la dolarización es un proceso irreversible que se genera en una sociedad que necesita avanzar sobre su productividad y su competitividad y marcar un sendero".

Guzmán rechazó esas afirmaciones y destacó que existe en Argentina un "programa económico consistente" que pudo encaminarse tras la firma del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI): "Los 44.000 millones de dólares prestados no fueron usados para fortalecer a la Argentina, sino que, por el contrario, la debilitaron".     

Martín Guzmán en A Dos Voces 

"La inflación es un mal del sistema económico y hay que atacarla de forma decidida y eso no se resuelve en 5 minutos, requiere de mucha fuerza del programa económico. Hemos trazado un programa consistente", subrayó Guzmán e hizo hincapié en la necesidad de "construir un sentido común de lo que hay que hacer" para "acomodar las expectativas".

No obstante, el ministro aclaró que al problema estructural inflacionario que tenía el país se le sumaron las consecuencias de la guerra en Ucrania que impacta en los precios internacionales de la energía y los alimentos. "Antes la inflación internacional no era un problema y ahora es el principal problema que tiene el mundo", explicó. 

Interna en el Frente de Todos

El titular del Palacio de Hacienda fue criticado en repetidas ocasiones por la facción dentro del Frente de Todos más cercana a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y al líder de la Cámpora, el diputado Máximo Kirchner. Sin embargo, destacó que en las cuestiones más estructurales "hay puntos en común". 

"Hay diferencias de ideas y se da este debate que es poco usual que sea público, con cuestiones centrales donde hay puntos en común sobre la importancia del rol del Estado para una Argentina más productiva y con más trabajo. Después las diferencias son cómo fortalecer ese rol del Estado", sintetizó. 

El "debate a cielo abierto" tuvo su principal punto de inflexión cuando Máximo Kirchner decidió renunciar como titular del bloque en Diputados y votar en contra del acuerdo con el FMI. Al respecto, el ministro señaló que se pudo avanzar en un programa para "continuar con el crecimiento" de la economía argentina.  

"Hubiese sido mejor para la estabilidad de Argentina que hubiese habido un apoyo de todos o de la mayor parte incluyendo a nuestro frente político. Pero, sí se pudo avanzar con un acuerdo para la continuidad de la recuperación y para que argentina siga construyendo condiciones de mayor estabilidad", concluyó.