Luego de una jornada de sorpresiva calma, el Contado Con Liquidación (CCL) reaccionó y tuvo un alza de 4,5% en la jornada del miércoles, en la que cerró a $219,68. En el día previo hubo una extraordinaria caída de hasta 13% de los instrumentos oficiales que ajustan por CER, que tuvo continuidad durante el miércoles. Sorprendía, en primera instancia, el poco reflejo en los dólares paralelos del desarme de esas posiciones en pesos. Esa dinámica se cortó y se espera que pueda haber algún impacto más sobre la brecha cambiaria. También en la jornada de ayer, el BCRA salió a comprar deuda CER para intentar frenar la caída.

Los bonos y letras indexados fueron un boom durante el primer semestre pero, por su precio por las nubes y inflación desacelerando lentamente, el carry trade se frenó de un golpe, lo que dejó ganadores y perdedores, entre aquellos que no hayan logrado salir a tiempo por el desplome. Ahora el BCRA salió a comprar para frenar la dinámica bajista.

Para muchos analistas del mercado, las declaraciones desde Juntos por el Cambio acerca de la posibilidad de caer en una reestructuración de deuda CER luego de las elecciones, fueron las que dispararon la salida masiva. Para otros no. Por caso, para el presidente de Patente de Valores, Santiago López Alfaro, el hecho de que también haya caídas fuertes en instrumentos de largo plazo como el Discount 2038, el TX28 y el TX26, mostró que la explicación no es el miedo por un default de corto plazo.

En los hechos, lo que hubo fue una salida muy veloz a vender los instrumentos CER por parte de distintos actores, lo que se puede explicar, según el presidente López Álfaro, por necesidades para pagar vencimientos de Ganancias e importaciones por parte de las empresas.

Para el analista financiero Christian Buteler las explicaciones están en esa necesidad de pesos por parte de las empresas, más los altos precios que alcanzaron todos los activos indexados por el boom que generó el pico inflacionario de marzo-abril, más la lenta desaceleración del IPC en mayo-junio, que los hace relativamente menos atractivos.

Aun así, e incluso teniendo en cuenta que un default en la moneda que el BCRA emite resulta absurdo, la ocurrencia de un reperfilamiento en 2019, por parte del propio Cambiemos, le dio verosimilitud a la amenaza.

El analista financiero Cristian Buteler explicó: “Con una lenta desaceleración inflacionaria, es lógico que haya desarme de posiciones, eso se venía viendo en la semana previa. A eso se le sumó un rescate de los Fondos Pellegrini, del Banco Nación, que movió el mercado y se dio porque algunos de sus clientes necesita pesos. Ahí apareció una sobreoferta y se desplomaron los precios. Antes de eso, en el primer semestre, los bonos indexados fueron boom y se veía en las licitaciones del Tesoro. Los inversores se quejan pero el riesgo es así: el que no sale a tiempo puede perder”.

Y agregó: “El precio de los bonos CER estaba demasiado alto porque el pico inflacionario aumentó la demanda. Eso dura un tiempo hasta que se cae. Ahora hay que esperar que esto pueda tener algún impacto en el CCL, que en estos días estuvo quieto pero ya comenzó a reaccionar y es lo normal porque viene por debajo de la inflación, igual que el oficial”.

López Alfaro, por su parte, remarcó: “Hay que remontarse a marzo-abril para comprender. Se armó un boom por la inflación, todos quisieron comprar y el Gobierno aprovechó y los ofreció para rollear en las licitaciones. Entró mucha gente que no conoce el producto, mucha gente apalancada con deuda, con cauciones. Llegó a estar muy caro y ahora estamo en una época de retiros para el vencimiento de Ganancias y para importaciones. Se vino abajo como un piano. Ahora entró a comprar el BCRA y eso va a recomponer la curva”.

Desde Equilibra analizaron: “Ayer los títulos CER se desplomaron hasta 13% en el tramo más largo de la curva, y los Fondos Comunes de Inversión perdieron más de $13.000 millones sólo en segmentos CER. Un mix de factores explican este comportamiento: 1) toma de ganancias del carry-trade; 2) necesidad de liquidez para afrontar pagos impositivos/aguinaldos; 3) percepción de mayor riesgo de reperfilamiento de la deuda en Pesos”.

Y agregaron: “El martes los dólares financieros se mantuvieron en calma, pero hoy los mercados financieros reaccionaron: el contado con liquidación subió $9,55 hasta $219,68 y el dólar MEP $8,35 hasta $217,50, reforzando la idea de una toma de ganancias del carry-trade, con mayor percepción de riesgo de reperfilamiento”. 

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El salario real arrancó el semestre con una fuerte caída

El salario real arrancó el semestre con una fuerte caída

Con tasa de 108%, Finanzas consiguió deuda récord en pesos en septiembre

Con tasa de 108%, Finanzas consiguió deuda récord en pesos en septiembre

El Tesoro busca al menos 110.000 millones de pesos para no pedirle al BCRA

La agenda de licitaciones sigue siendo una clave para Economía

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La meta fiscal de septiembre quedó en la cornisa, pero el dólar soja dio una ayuda

El déficit de septiembre no puede superar los $40.000 M

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa

El BCRA subió la tasa al 6,2% y sigue por debajo del ritmo de la devaluación

La tasa sigue corriendo por detrás de otros precios relativos clave