Fuentes del Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmaron que la primera misión técnica del organismo desde el comienzo formal de la negociación con el Gobierno llegará al país el martes 6 de octubre. Como adelantó BAE Negocios, la visita se realizará en formato dual: una comitiva vendrá a Buenos Aires de forma presencial, integrada por la estadounidense Julie Kozack, directora adjunta del Fondo para la región, y el venezolano Luis Cubeddu, encargado del caso argentino, y el resto del staff participará desde Washington vía Zoom.

Un vocero del organismo multilateral señaló que Kozack y Cubeddu se unirán a Trevor Alleyne, representante residente del FMI en Argentina que vive y trabaja en el país, para participar en encuentros presenciales. "Como parte de la misión, el equipo se reunirá con miembros del gabinete económico del Gobierno, así como con representantes del Congreso, el sector privado, sindicatos y la sociedad civil", resaltó.

El portavoz aseguró que se trata de una visita "informal", cuya intención será obtener mayores precisiones de las prioridades y planes económicos del Gobierno de cara a la negociación del nuevo programa, que reemplazará al multimillonario stand by firmado por Mauricio Macri en 2018.

"El objetivo principal de la misión, denominada staff visit por su naturaleza y carácter informal, será conocer en mayor detalle los planes económicos y las prioridades de política de las autoridades argentinas que podrían sustentar un programa respaldado por el FMI. El equipo estará en modo de escucha buscando obtener un mayor entendimiento de la agenda económica de las autoridades", dijo la fuente.

Como contó este diario días atrás, se trata del mismo esquema planteado por el Ejecutivo. En Economía explican que la clave de la misión pasará por poner los números de la crisis sobre la mesa antes de discutir las características del futuro programa, con la intención de que el Fondo tome dimensión de la situación que atraviesa el país y, así, avale un sendero gradual hacia el ordenamiento de las cuentas públicas, que recorte partidas de emergencia pero que no implique un ajuste en shock. "Antes que negociar, es importante comprender", sostienen.

"Se trata del inicio del proceso. La información compilada por la misión ayudará al equipo a comprender mejor la situación socioeconómica en el terreno y sentar las bases para las negociaciones", expresó el vocero de la entidad con sede en la capital estadounidense.

Lo cierto es que tanto el ministro de Economía, Martín Guzmán, como las autoridades del FMI, encabezadas por Kristalina Georgieva, se preparan para una negociación extensa, que podría durar hasta el primer trimestre. Será una pulseada dura ya que, además de la política fiscal, implicará discutir el plan monetario y cambiario, y las siempre presentes condicionalidades del FMI.

Con todo, el Gobierno aclaró que buscará únicamente refinanciar los USD45.000 millones de capital adeudados, con un período de gracia de al menos tres años, y no pedirá divisas adicionales para engrosar las reservas. Esta era una versión que se había instalado en el mercado ante la sangría que viven las arcas del Banco Central.

Con la visita presencial del Fondo a pesar de la pendemia, Guzmán busca ayudar a anclar las expectativas del mercado en momentos de fuerte volatilidad luego de que el endurecimiento del cepo, que será parte de las conversaciones, ampliara aún más la brecha cambiaria y no detuviera el drenaje de reservas. La intención es mostrar que el Gobierno suscribirá y mostrará un plan económico.

En la misma línea, Economía apuesta a llevar mayor certidumbre con el tratamiento el Congreso del proyecto de Presupuesto 2021, la hoja de ruta del Gobierno para la pospandemia. Otro gesto hacia el mercado de los últimos días fue la confirmación de que el 1% de los bonistas que no ingresó al canje de deuda bajo legislación extranjera cobrará este miércoles el vencimiento del cupón de intereses de los bonos Par en dólares y en euros emitidos en 2010 -los que no llegaron a reestructurarse en su totalidad- por cerca de USD12 millones.

Mientras tanto, el Gobierno prepara una serie de anuncios para acelerar la liquidación de exportaciones del agro y la minería, junto a otros ajustes del esquema cambiario para intentar blindar las escasas reservas netas, que ya perforaron los USD7.000 millones. 

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El Gobierno busca reducir el financiamiento monetario del déficit al 40% en 2021

Buscan bajar el financiamiento monetario del déficit a 40% en 2021

Dólar: Guzmán impone su estrategia para bajar la brecha y mantiene los controles en el oficial

Dólar: Guzmán impone su "solución de mercado"

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha con señales al mercado

Guzmán impone su criterio y busca bajar la brecha

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

Guzmán: "Vamos a facilitar las operatorias en Contado con Liquidación"

En plena tensión cambiaria, el Central sube un punto la tasa de plazos fijos al 34%

Tensión cambiaria: ¿qué medidas tomó el Central?

Con la brecha en 102%, el Gobierno analiza nuevas restricciones a la fuga de fondos extranjeros

Brecha: analizan restricciones a la fuga de fondos extranjeros

A la espera de los agrodólares, el Gobierno enfrenta una semana clave

Semana crítica para testear si aumenta la oferta de dólares

El FMI cerró su misión exploratoria y prepara una próxima para discutir la letra del programa

¿Qué dejó la visita del FMI y cómo sigue la negociación?

Guiño al mercado: el Central flexibilizó el acceso a dólares para que las empresas paguen sus deudas

El Central flexibilizó el cepo para las empresas

Economía colocó $30.000 millones y apunta a ampliar financiamiento neto del Tesoro en el mercado

Deuda en pesos: Economía colocó $30.000 millones