El Gobierno trabaja en el final del plan para la reestructuración de la deuda en todos sus tramos, mientras continúan los tira y aflojes con los grandes fondos de inversión, acreedores de la mayor parte de los bonos con jurisdicción extranjera. La alternativa en la que se trabaja en los despachos oficiales es tener listo el canje antes del vencimiento del último plazo, pautado para el 24 de julio, para recién entonces lanzarse a ese mismo proceso pero con los títulos emitidos bajo ley argentina y, a partir de ahí, lanzar subastas con esos papeles para los tenedores que quedaron atrapados por el cepo.

El esquema previsto, según fuentes oficiales, es que el plazo no exceda más allá de principios de agosto. Es que en la primera semana de ese mes, ya se anunció el primer tramo de la subasta por hasta USD500 millones de nuevos papeles correspondientes al segmento regido por los tribunales criollos, y que estará destinado a los inversores que entraron para hacer carry trade y terminaron atrapados por el cepo.

En el Ejecutivo estiman que todavía hay unos USD10.000 millones en esta situación, de los cuales una pequeña parte corresponden a fondos destinados a la economía real, pero en su mayoría se trata de capitales especulativos.

En el marco del proceso por normalizar la curva de rendimientos en pesos que incluso el empresariado más crítico se encargó de celebrar en las reuniones privadas que mantuvieron con funcionarios, se diseñó una serie de ofertas de títulos en pesos ajustados por inflación, a los que durante la última semana se sumaron tres licitaciones de USD500 millones cada una a lo largo del año, en una suerte de promesa futura de dólares para los fondos que tengan apuro por salir del país.

Lo que está claro es que en la Rosada se mantiene la definición de mantener el tramo de la deuda en pesos sin reperfilamiento o reestructuración alguna, al tiempo que para el segmento en dólares, se avanzará con los de jurisdicción local una vez que se cierre el acuerdo total o parcial por los bonos en moneda extranjera ley Nueva York, para el que se espera que las enmiendas puedan estar listas antes de agosto, sin la necesidad de prorrogar una vez más el plazo para aceptar la oferta.

La idea del oficialismo es darle un mismo tratamiento a los dos tipos de bonos, con lo cual se espera que tengan una extensión significativa en los plazos y un recorte en los cupones. Nada de esto ocurrirá para el tramo en pesos, más allá de la tensión que hubo dentro del Gobierno por el ala que pedía aplicar también una medida similar con esos títulos.

Por el momento, todo el tramo de la deuda en dólares de jurisdicción local fue reperfilada al 31 de diciembre de este año. Se trata de una cifra en torno a los USD20.000 millones, que es lo que se estima está en manos privadas, contra los más de USD66.000 millones de ley extranjera.

A diferencia de la de jurisdicción extranjera, el segmento local está "a tiro de decreto", ya que se rige por los tribunales argentinos, por lo que se trata de un proceso mucho menos complejo, y lo que explica que hoy los esfuerzo estén concentrados en los papeles emitidos bajo los tribunales de Nueva York.

Más notas de

Ignacio Ostera

Construcción: la segunda ola pegó en el empleo y amplían fondos para obras

Construcción: la segunda ola pegó en el empleo y amplían fondos para obras

El Central vendió por segundo día y las reservas cayeron por pagos de deuda

El impacto en la balanza de pagos preocupa al gabinete económico

La deuda externa del sector privado subió después de 6 trimestres en baja

Las disposiciones del BCRA fueron clave para frenar el drenaje

Aceleran el gasto en obra pública y ya está en su nivel más alto en 4 años

Las mejoras en los caminos pesan fuerte en la gestión

Cristina descartó el uso de los DEG del FMI para la reactivación

"No vemos a poder destinar los 4.300 millones de dólares" a reconstruir la economía

Inversores se vuelcan a bonos de mayor cupón tras el primer pago de la deuda

Para los analistas, el Bonar 30 "se comporta más como una acción de Argentina"

El Grupo Ad Hoc rechazó el acuerdo de Kicillof por la deuda

Kicillof y López debieron prorrogar 20 veces el canje

El Tesoro canjeó $216.000 millones de un bono y descomprimió vencimientos

Finanzas salió a fondearse en el mercado

Tras el lunes negro en los mercados, el Tesoro sale a buscar fondeo en pesos

Con nuevos récords para el dólar y el riesgo país en alza, Guzmán sale hoy a colocar 110.000 millones de pesos

Anses prepara pago del bono de $5.000 y define la próxima suba de jubilaciones

La recaudación empuja mientras que los salarios corren de atrás