El déficit público siguió al rojo vivo durante julio y estuvo, al menos, en torno al 0,3% del PBI, lo que llevaría al acumulado del año al 0,9% del producto. Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), el rojo primario devengado fue de $131.322 millones durante el mes, lo que lo consolida como el segundo más complicado en materia de cuentas, en lo que va del 2021. Continuó el ajuste en programas sociales, en comparación al extraordinario 2020, y también hubo recorte en el de las jubilaciones. Los salarios de empleados estatales, la obra pública y los subsidios energéticos, en cambio, continuaron creciendo con fuerza.

Los números de la OPC se publican mes a mes, antes de que el Ministerio de Economía muestre los suyos. Y corresponden al devengado de la Administración Pública Nacional. Por eso, los datos no tienen por qué ser iguales a los que publicará el Gobierno el próximo viernes, pero sí suelen dar cuenta de la tendencia, que en este caso deja entrever una nueva normalidad, de acá hasta fin de año, en materia de gasto fiscal electoral, luego del ajuste de enero-marzo.

Cabe esperar que el rojo que publique la Secretaría de Hacienda la próxima semana sea un poco más abultado, ya que por un lado, no tendrá en cuenta los ingresos del aporte extraordinario y, por otro, al mostrar el base caja del Sector Público no Financiero, podrá tener mayor impacto, por ejemplo, del abono de los aguinaldos, donde puede haber un desfasaje entre devengamiento (que ocurrió en junio) y pago. Por eso, el 0,3% del PBI de rojo primario en julio parece ser un piso.

De esta forma, la diferencia entre lo ocurrido en los primeros meses del año y lo sucedido en el último bimestre es notoria. Hasta mayo, el rojo primario era de 0,1% del PBI, por un total acumulado de $135.114 millones. Eso en cinco meses. Un claro ajuste fiscal, que lucía como un guiño al FMI, acreedor clave que dejó la gestión Cambiemos. Ahora la cuestión cambió. En junio, el rojo fue de $242.951 millones, siempre dejando de lado los ingresos del aporte extraordinario, equivalente al 0,5% del PBI. La OPC planteó un piso alto también para julio.

La problemática tiene dos caras: por un lado, en plena pandemia, los costos del parate económico en materia social fueron extraordinarios. La pobreza trepó hasta superar el 42% durante el primer semestre del 2021. No lucen como tiempos propicios para el ajuste fiscal. Por el otro, el incremento en el gasto, que con todo sigue luciendo bajo en términos de programas sociales, impacta en lo monetario, con un BCRA que volvió a emitir mucho, y eso puede tener consecuencias en el tipo de cambio. Y, se sabe, no hay peor ajuste que el de una devaluación. La mejora en las reservas en lo que va del año brinda algunas seguridades, en ese sentido.

Desde la consultora Equilibra señalaron, con datos fiscales oficiales hasta junio: “La austeridad fiscal duró hasta mayo. En los primeros cinco meses del año, el déficit primario acumulado fue de apenas 0,1% del PBI, pero cerró el primer semestre en 0,5%. Como venimos anticipando en nuestros informes, estimamos que el rojo fiscal del segundo semestre rondará el 3% del PBI. En esta línea, la asistencia del Central al Tesoro pasó de sumar $240.000 millones entre enero y mayo, a totalizar $90.000 millones en junio, $180.000 en julio y $160.000 en lo que va de agosto”.

Y agregaron: “De acá a fin de año, el Tesoro deberá cubrir un rojo primario de unos $900.000 millones y prevemos requerirá de asistencia del Central por $560.000 millones. Este número implica una buena respuesta del mercado de deuda local en las próximas licitaciones, que deberá aportar los $340.000 millones restantes. Se vienen meses desafiantes no sólo en materia fiscal, sino también en el plano cambiario y la pregunta es si el Central podrá financiar el push electoral y a su vez cumplir con sus objetivos de mantener el mercado cambiario en calma, en un contexto en el que comienza la temporada alta de dolarización de portfolios previa a los comicios”.

Desde LCG señalaron: “Los límites al financiamiento del Tesoro por parte del BCRA se vuelven cada vez más palpables. En julio se aceleró la asistencia vía transferencia de utilidades y en agosto ya se transfirieron $ 160.000 millones de utilidades generadas en 2020. Al momento queda disponible un total de $ 720.000 millones, equivalente a 1,8% del PBI. Necesidades de gasto por encima de este monto deberán ser cubiertas con más deuda. Aun con déficit primario de 3,9%, es decir casi 0,6 puntos por debajo de la meta del presupuesto, será necesario rollear el 100% de los vencimientos de capital e intereses para cerrar el programa financiero en pesos”.

En julio, según OPC, hubo ajustes en las jubilaciones, del 5,5% real, en comparación con el mismo mes del 2020. Los programas sociales, por la salida del IFE y el ATP, cayeron 53,6% real. Sin embargo, cabe destacar que crecieron 8,5% real respecto a julio del 2019, que se explica por el Potenciar Trabajo y las políticas alimentarias.

En cambio, creció fuerte el gasto en obra pública, con una suba de 39,4% interanual real. Contra el mismo mes del 2019, en pleno ajuste fiscal dentro del programa con el FMI, el crecimiento de este gasto fue de 50,9% en términos reales. También hubo un incremento importante en los subsidios económicos, que crecieron 50,8% real interanual, de la mano de los envíos para la energía eléctrica.

Los salarios de estatales crecieron 5,2% real interanual, lo que revirtió la dinámica gracias a las nuevas paritarias, luego de varios meses de ajuste. Las compras públicas, además, traccionadas por el gasto en vacunas, crecieron 191%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El Tesoro busca al menos 110.000 millones de pesos para no pedirle al BCRA

La agenda de licitaciones sigue siendo una clave para Economía

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La industria generó 6.700 puestos de trabajo durante julio

La meta fiscal de septiembre quedó en la cornisa, pero el dólar soja dio una ayuda

El déficit de septiembre no puede superar los $40.000 M

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa

El BCRA subió la tasa al 6,2% y sigue por debajo del ritmo de la devaluación

La tasa sigue corriendo por detrás de otros precios relativos clave

El BCRA deberá ajustar la tasa pero el riesgo es una espiralización

El Directorio tomará una decisión en la tarde del jueves

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio