En  medio de las versiones acerca de la inminencia del anuncio del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, desde la Presidencia de la Nación buscaron pisar un poco el  freno. Ya se había diseminado la información acerca de que funcionarios del Fondo Monetario Internacional darían este viernes las directrices sobre las cuales se estaba encaminando la negociación y los primeros puntos del entendimiento.


En ese contexto, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que continuaban las negociaciones y que no había aún nada cerrado. A esa hora estaba finalizando una reunión en la Casa Rosada en la que participaron el presidente Alberto Fernández: el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.


La figura de Massa tiene importancia porque la carta de intención con el Fondo Monetario debe pasar por el Congreso nacional tal como establece la Constitución y se comprometió además el propio presidente de la Nación. También la portavoz Gabriela Cerruti confirmó que se seguirá el camino legislativo tras el anuncio del entendimiento.

Tras la reunión no hubo declaraciones sino gestos. El ministro Guzmán se retiró al Ministerio de Economía y un rato más tarde posteó una foto con el representante argentino ante el Fondo Monetario, Sergio Chodos, con un mensaje escueto: “seguimos trabajando”.

Chodos es un experimentado en las negociaciones con el FMI  y respaldo de Guzmán para las negociaciones de deuda. Con los detalles encaminados y ante la inminencia del anuncio, permaneció en Buenos Aires con el equipo económico para pulir los detalles que se conocerán hoy aunque puede ser que queden aún algunos puntos a definir, no centrales, para los próximos días.

Pero voceros del Gobierno afirman que la letra general ya está acordada y tendrá su difusión pública el mismo día del pago del primer vencimiento del año.