El flamante ministro de Economía, Martín Guzmán, brindó ayer su primera conferencia de prensa, en la que adelantó los principales lineamientos de un programa macroeconómico integral orientado a “frenar la caída” de la economía y “resolver la profunda crisis social”. Dejó en claro que la clave será sortear la situación de “virtual default” en la que está el país y confirmó que ya se iniciaron las negociaciones con el Fondo Monetario y los acreedores privados.

Si bien dijo que buscará una relación constructiva, enfatizó que el plan del FMI “no funcionó” y que, por eso, encarará un esquema propio. Así, aseguró que evitará hacer “un ajuste fiscal brutal” para alcanzar la meta de superávit primario del 1% el próximo año planteada en el acuerdo ya caído, aunque aclaró que tampoco habrá expansión.

Guzmán se enfocó en trazar las orientaciones generales del programa económico, pero evitó dar precisión alguna sobre las medidas que implementará y sobre el plan de reestructuración. Además, se empeñó en moderar las expectativas de corto plazo y, en alusión indirecta a Mauricio Macri, aseguró: “no venimos a hacer promesas rimbombantes”. Sí aseguró que el Gobierno redefinirá las prioridades para “proteger a los sectores más vulnerables” y buscará “sentar las bases para un proyecto de desarrollo sostenible”.

“El FMI reconoce el fracaso del programa anterior y que se necesita uno distinto. También sobre la grave Crisis que tiene Argentina. Queremos una relación constructiva pero las decisiones las vamos a tomar nosotros. El programa ya está caído”, afirmó el ministro.

Recalcó que el nuevo plan económico lo diseñará el Ejecutivo y adelantó que la recuperación que se pretende será gradual: “No hay forma de que Argentina llegue a 2020 con el ajuste que el programa contemplaba. Pero tampoco tenemos los recursos como para hacer una expansión fiscal fuerte”.

Estos lineamientos generales se condicen con las señales que ya dieron Guzmán y Alberto Fernández sobre la reestructuración de deuda que se impulsará. Aunque aclaró que la propuesta que realizó en Ginebra ante la ONU a fines de noviembre -que incluía una suspensión de los pagos de capital por dos años, un reperfilamiento de los intereses y un deadline para el acuerdo con los bonistas pautado para marzofue antes de ser designado ministro, insistió: “No vamos a permitir dilatar el problema para ir a una solución de más ajuste, más pobreza y más recesión”.

Como parte de la presentación del equipo que lo acompañará en su gestión (ver aparte), Guzmán informó que se creará una unidad ad hoc especial para la Gestión de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa y que será dirigida por él mismo.

Como primera medida, el funcionario aseguró que, en el período de sesiones extraordinarias del Congreso, el Ejecutivo presentará un proyecto de Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, que contiene “medidas orientadas a lidiar con esta crisis económica y social, cuya premisa central será proteger a la población más vulnerable, entendiendo las restricciones de presupuesto”. Dijo que en ese marco se incluirá la recomposición ya anunciada por Fernández de las jubilaciones, asignaciones y programas sociales.

Como en esta iniciativa los aumentos más urgentes dependerían de los tiempos del Congreso, en el Gobierno estudian la posibilidad de otorgarlos por vía de una reasignación presupuestaria, según le contó una fuente oficial a este diario.

Sergio Chodos volverá a ser el representante ante el Fondo

El ministro Martín Guzmán anunció que será propuesto por la Argentina como Director del Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional el economista Sergio Chodos, un abogado que integró el equipo de Guillermo Nielsen cuando se renegoció la deuda en 2005. Luego tuvo un paso por la Secretaría de Medio Ambiente, antes de integrar el equipo de Amado Boudou durante la gestión en el Ministerio de Economía. Durante esa gestión conoció a Guzmán, cuando el premio nobel Joseph Stiglitz se presentó como amicus cuiriae ante la Corte de Estados Unidos por el conflicto con los fondos buitres.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

Por la recesión, 2019 cerró con el mayor superávit comercial en 10 años

Las ventas crecieron 5,4% impulsadas por las commodities

Kicillof ganó tiempo para convencer a acreedores pero el mercado ve cerca el default

Con la prórroga hasta el 31 de enero, la provincia ratificó que el 26 no pagará el capital en fecha

El Gobierno busca respaldo político para la reestructuración de bonos bajo ley extranjera

El ministro les pidió "buena fe" a los bonistas

Conforme con el canje, el Gobierno analiza emitir un bono a más de un año

Economía pateó vencimientos a septiembre y diciembre

El Tesoro busca postergar vencimientos por $146.000 millones con un canje de Lecap

Guzmán licita letras a 240 y 335 días de plazo

Alberto recibió a las petroleras y confirmó que los combustibles seguirán congelados

El Gobierno recibió a altos ejecutivos en la Casa Rosada

El salario real perdió 20% en la era Macri y prevén una recuperación lenta

El mandato del ex presidente estuvo marcado por una licuación de los ingresos laborales

Kicillof propuso patear un pago para mayo y hay dudas sobre la respuesta de los bonistas

Kicillof propuso patear un pago y hay dudas sobre la respuesta

Guzmán habló de reperfilar deuda bonaerense y bonos se hundieron hasta 6,8%

Como Alberto, Kicillof apura las gestiones con sus acreedores

Alberto ratificó el deadline de marzo para la reestructuración de deuda y envió guiño al FMI

Fernández afirmó que Kristalina Georgieva tiene “una mirada más innovadora”