El Ministerio de Economía informó que el déficit primario de 2021 fue del orden de 3%, un porcentaje menor al previsto, debido al aumento del precios de los commodities y el impuesto a las grandes fortunas. La cifra es menor al 3,5% proyectado y aparece como una señal al FMI de interés del país por acomodar sus cuentas públicas.

No obstante, este valor se alcanzó a partir de ingresos extraordinarios por aumento del precio de los commodities -el saldo comercial fue de USD14.700 millones- y el impuesto a las grandes fortunas.

Estos factores desaparecerán en 2022, lo cual obligará al Gobierno a realizar un ajuste para mantener las cuentas públicas en los parámetros proyectados.

En tanto, el déficit financiero -cuando se incluyen los pagos de la deuda- trepó a 4,5%.

Los números del déficit 2021

En términos nominales el déficit primario fue de $1.407.641 y el financiero trepó a $2.091.882 millones, luego de excluir los ingresos extraordinarios correspondientes a los DEG.

El Gobierno discute con el FMI el sendero para alcanzar el equilibrio fiscal que le permita luego conseguir su superávit para hacer frente al pago de su deuda con privados y con el mismo organismo.

  • Durante el mes de diciembre los ingresos totales fueron de $879.209 millones, con un alza interanual de 87,3%.
  • Los ingresos tributarios crecieron 86,5% impulsados por los Derechos de Exportación (209% ), ingresos asociados a la Seguridad Social (78,7%), IVA (74,8%) y Débitos y Créditos (95,7%).
  • En tanto, el gasto primario registró en diciembre una suba de 77%, que asciende a 78,9% si se excluye el gasto COVID en 2020 y 2021.

Durante diciembre también se destaca un giro de $52.308 millones para subsidios energéticos.