El ministro de Economía, Martín Guzmán, profundizó la política antiinflacionaria con el eje en el acuerdo de precios y salarios. El análisis se puso en la mesa del Gabinete económico que se reunió esta tarde y en donde sus integrantes coordinaron una metodología para articular la aplicación del plan. En el Gobierno consideran que para el cumplimiento de las proyecciones del Presupuesto es necesario bajar la expectativa de aumentos.

Guzmán, junto a sus pares y secretarios que tienen influencia sobre aspectos centrales de la economía, avanzaron en la "definición de una metodología de articulación con los distintos sectores económicos para la coordinación de políticas de precios y salarios, que sean consistentes con los objetivos de política macroeconómica del gobierno".

Sobre el objetivo de alinear precios y salarios, Guzmán sostuvo que “el Gobierno apunta a continuar con el sendero de reducción gradual y consistente de la inflación. Se considera la inflación como un fenómeno multicausal, consecuencia de factores macroeconómicos y pautas de comportamiento y de formación de expectativas que le dan persistencia”.

Según un comunicado de prensa, el titular de la cartera económica afirmó que el “pilar central para atacar la problemática inflacionaria es el esquema integral de política macroeconómica, que incluye a la política fiscal, la monetaria y la cambiaria".

"Para hacer realidad los objetivos definidos en la ley de Presupuesto 2021, el Estado tiene un rol en la gestión de coordinación en pos de alinear expectativas con los objetivos inflacionarios a los que se apunta", sostuvo.

Y agregó: "En efecto, las políticas coordinadas de precios y salarios que se buscan establecer durante 2021 cumplen este rol complementario del esquema de política macroeconómica".

REPRO para empresas en crisis

Durante el encuentro que se realizó en el salón Scalabrini Ortiz del Palacio de Hacienda, los funcionarios hicieron seguimiento, además, de la evolución del Programa de Recuperación Productiva (REPRO), "que apunta a proteger a los sectores productivos afectados por la pandemia del COVID 19" .

Según la información oficial, con el programa REPRO II -donde las empresas tienen tiempo hasta mañana, jueves, para realizar el trámite de inscripción- el objetivo del Gobierno es "seguir acompañando a las compañías en un contexto en el que la recuperación de la actividad económica continúa siendo heterogénea".

"En ese sentido, podrán inscribirse en el programa tanto los sectores críticos como los no críticos, incluido el de la Salud. El REPRO fue un mecanismo exitoso durante la crisis de 2009 y, al igual que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que acompañó a las empresas durante el peor momento de la pandemia en 2020, consiste en un salario complementario mínimo de hasta $ 9.000 para los trabajadores de las firmas adheridas al programa", señaló el comunicado.

Del Gabinete económico participaron el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; su par de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni; el presidente del BCRA, Miguel Pesce; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. También estuvieron presentes el secretario de Política Económica del Ministerio de Economía, Fernando Morra, y su par de Comercio Interior de la cartera de Desarrollo Productivo, Paula Español.