El banco JP Morgan advirtió en un informe que la economía argentina ya empieza a mostrar las "condiciones necesarias" para que el país transite hacia una inflación mucho más alta o, incluso, una hiperinflación. En este sentido, desde la entidad financiera evaluaron la llegada de Silvina Batakis como un cambio en la "balanza de poder" hacia el "lado kirchnerista"

La banca internacional recordó que en octubre de 2021 señaló que los desequilibrios macroeconómicos "requerían un programa de estabilización, aunque la falta de voluntad política hizo que tal enfoque fuera extremadamente improbable".

Ahora, sostienen, estos problemas "se han vuelto más desafiantes, a pesar del enfoque sensible del FMI para ayudar al país para evitar que caiga en default, y los saltos en los precios de la energía y los productos agrícolas han exacerbado las presiones inflacionarias al alza, lo que suma ansiedad a la política".

Según el informe, la renuncia de Guzmán corresponde a un "conflicto de larga duración del gobierno de coalición"

"El camino a seguir parece inestable a medida que nos acercamos al año electoral, que hace que cualquier ajuste ortodoxo sea políticamente costoso y, por lo tanto, inviable. Por otro lado, cualquier estrategia expansiva solo aceleraría la inflación", advirtió el informe firmado por Diego Pereira y Lucila Barbeito. 

De esta manera, el documento consideró que, "como muestra la historia económica, las crisis políticas aparecen como condiciones necesarias para escenarios de muy alta inflación/hiperinflación".

La renuncia de Guzmán y la llegada de Batakis

En otro orden, el informe subrayó que “la renuncia de (Martín) Guzmán como ministro de Finanzas se produjo como consecuencia del conflicto de larga duración del gobierno de coalición”. En este sentido, se explicó, "la gota que colmó el vaso" parece haber sido "la frustración del exministro con la implementación del ajuste de subsidios económicos".

JP Morgan espera una "política fiscal más expansiva" bajo la gestión de Batakis

Con respecto a la asunción de Silvina Batakis, JP Morgan evaluó que su llegada "parece indicar que la balanza de poder se ha inclinado hacia el lado kirchnerista, y se esperaría una postura fiscal más expansiva y potencialmente una renegociación del programa del FMI, en medio de crecientes desequilibrios y mayor brecha cambiaria".

"La falta de anclas en lo que esperamos que sea una política fiscal y monetaria más expansiva corre el riesgo de un nuevo cambio de régimen de inflación y una corrección (forzada) del mercado de divisas a medida que las opciones de política queden exhaustas", concluyó.