El Gobierno tendrá a disposición 223.000 millones de pesos extra como producto de los ingresos por el Aporte Solidario de las Grandes Fortunas, un impuesto por única vez que se sancionó por ley a fines del año pasado y que alcanza a quienes posean más de 200 millones de pesos de patrimonio personal, de acuerdo a los datos que difundió la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

Si bien hubo muchas advertecias de judicialización acerca de que implicaba una "doble imposición" porque varios tributaristas indicaban que gravaban el mismo patrimonio que el Impuesto a los Bienes Personales, finalmente las causas presentadas representan un porcentaje marginal: solo 200 casos en más de 12.000 personas del universo alcanzado.

El Aporte Solidario y Extraordinario generó ingresos por más de $223.000 millones de acuerdo con los datos preliminares sobre las 10.000 personas con alcanzadas por el tributo, en tanto que hay entre 2.000 y 3.000 personas más que están en proceso de fiscalización patrimonial, o un grupo, con causas judiciales.

"La mayoría de los contribuyentes alcanzados por el Aporte solidario y extraordinario cumplieron con su obligación. Los recursos generados serán fundamentales para hacer frente a las urgencias sanitarias y económicas que nos impone la pandemia", expresó la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

Cómo se reparte la recaudación del Impuesto a las grandes fortunas

De acuerdo a lo establecido por la ley, los recursos generados por el Aporte Solidario y extraordinario serán destinados del siguiente modo:

  • Alrededor de $45.000 M, equivalente a un 20% del total recaudado, destinado a la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico .
  • Una suma similar, otro 20%, irá a subsidios para las micro, pequeñas y medianas empresas
  • Otro 20% está destinado a las becas Progresar para reforzar este programa que acompaña a las y los estudiantes con un incentivo económico.
  • Más de $33.000 M,  un 15% de la recaudación, será destinado a la mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los barrios populares a través del Fondo de Integración Socio Urbana (FISU).
  • Cerca de $55.000 M, el 25% de los fondos, financiará programas y proyectos de exploración, desarrollo y producción de gas natural.

 En tanto, frente a los contribuyentes que no completaron las declaraciones juradas o no ingresaron los pagos correspondientes, la DGI abrió los procedimientos para analizar el patrimonio de quienes no cumplieron con sus obligaciones durante un plazo aproximado de 150 días donde el organismo está habilitado a solicitar información detallada.