El Ente Regulador de Electricidad ( ENRE) decidió prorrogar la prohibición del corte del servicio eléctrico a usuarios de las distribuidoras Edenor y Edesur, por deudas previas al 28 de febrero que se hayan originado o agravado durante la vigencia del aislamiento social o el distanciamiento social dispuestos por la pandemia de coronavirus.

La decisión se dio a conocer mediante la Resolución 58/2021, en la que se instruyó a Edenor y Edesur a que "se abstengan de suspender el suministro a aquellas personas usuarias" que tengan deuda originadas por las restricciones adoptadas desde marzo de 2020.

El Gobierno no precisó hasta qué fecha se extenderá la medida.

A partir de las diversas instancias con asociaciones de usuarios, las multisectoriales, las Cámaras de Comercio, los Municipios, las organizaciones sociales y entidades como la Dirección Nacional de Empresas Recuperadas, la Intervención del Ente registró "las campañas de intimación de pagos con amenaza de corte de suministro llevadas a cabo por las distribuidoras".

Los fundamentos de la medida

Esta decisión busca "velar por la continuidad, universalidad y accesibilidad del servicio público de distribución eléctrica, ponderando la realidad socioeconómica de las personas usuarias", expresó el ENRE.

"Del mismo modo, tiende a evitar la exclusión de numerosas personas usuarias de los servicios públicos de energía eléctrica, lo cual significaría un agravamiento del perjuicio social producido por la pandemia", concluyó el organismo.

Qué pasa con los montos adeudados

La Resolución establece también que las empresas deberán informar el monto que las personas usuarias mantienen como saldo adeudado, al 31 de diciembre del 2020, y las deudas que se originaron entre el 1 de enero y el 28 de febrero del 2021, para que dichos montos puedan ser percibidos conforme a las pautas que establezca, oportunamente, el Ente Regulador.

Cómo quedan las facturas de luz

Asimismo, a fin de que las personas usuarias puedan abonar los consumos actuales evitando incurrir en nuevas deudas, se instruyó a las concesionarias a que, a partir de la publicación de la medida, emitan la liquidación de servicio público incluyendo únicamente los importes correspondientes a los consumos del período, la carga impositiva y, si corresponde, las cargas municipales.

Qué estableció la medida

La suspensión de corte de la luz y de otros servicios esenciales fue dispuesta originalmente el 25 de marzo de 2020, la semana siguiente de comenzada la cuarentena en todo el país por la pandemia de coronavirus. 

Mediante el decreto 311/2020, el Gobierno estableció que, a partir de las facturas que vencieron el 1 de marzo de 2020, no pueden cortar ni suspender sus servicios por falta de pago de siete facturas, consecutivas o alternadas a los usuarios de:

  • Energía eléctrica,
  • Gas por redes,
  • Agua corriente,
  • Telefonía fija,
  • Telefonía móvil,
  • Internet y
  • TV por cable

La medida fue extendida originalmente hasta el 31 de diciembre de 2020. Ahora, el ENRE prorrogó la suspensión de corte para los usuarios de Edenor y Edesur sin una nueva fecha precisa.