"Desconcierto, preocupación y repudio" fue la reacción de las aerolíneas ante la prohibición de comprar pasajes en cuotas para viajes al exterior que determinó el Banco Central (BCRA). Además, aseguraron que las autoridades no consultaron ni informaron con anticipación sobre la nueva normativa a las compañías.

Desde este jueves por la noche el BCRA no se puede comprar pasajes al exterior en cuotas, según informó la autoridad monetaria mediante la Comunicación “A” 7407, ya que determinó que las entidades financieras y no financieras emisoras de tarjetas de crédito no deberán financiar en cuotas las compras efectuadas mediante tarjetas de crédito de sus clientes –personas humanas y jurídicas– de pasajes al exterior y demás servicios turísticos en el exterior.

El gobierno prohíbe comprar pasajes en cuotas

Las empresas aunadas en la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina - JURCA aseguraron que "nada de esto fue consultado ni anticipado como posible" con las compañías del sector. "Tan solo hace días, desde JURCA habíamos pedido reunirnos con el Ministro de Turismo y el Jefe de Gabinete Juan Manzur para que se levantaran las actuales restricciones para permitir programar nuevas frecuencias", remarcaron en un comunicado.

"Es lamentable que habiendo pasado más de un año de pandemia, dónde la industria ha pedido reuniones y mesas de trabajo con las autoridades, incluso Jefatura de Gabinete, no se escuche a este sector que directa e indirectamente genera miles de puestos de trabajo y sostiene a familias argentinas cuyos ingresos provienen del mismo", plantearon las aerolíneas.

En este sentido, recordaron que "las restricciones de operación aún persisten limitando los arribos cada media hora hasta el 31 de Diciembre" y y aún no hay "vuelos aprobados a partir del próximo 1ro de Enero 2022 por lo que los pasajeros que quisieran venir" al país "aún no tienen asegurado su eventual regreso a partir de esta última fecha".

A partir de la nueva medida, la Cámara de Líneas Aéreas consideró que "sin duda los planes de crecimiento, incrementar frecuencias y traer turistas y divisas al país, recibirán un impacto negativo directo e inmediato". "Menos vuelos significaría menos turismo y menos turismo resultará en menos vuelos domésticos", subrayaron.

Prohibición de pasajes en cuotas

Esto es un nuevo golpe a nuestra industria, la cual aún está en etapa de recuperación de la peor crisis de su historia. Sólo en nuestro país, en los últimos tiempos debemos tener presente que sobre el valor de la tarifa hoy se aplica el 30% del Impuesto PAIS, 35% de Percepción + 7% de DNT (Imp de Turismo) + 45% de Financiación = 117% sobre el valor de la tarifa", indicaron las compañías aéreas.

La Cámara planteó que "si no hay pasajero emisivo la ecuación no funciona solo con receptivo", y expresó que "si había intención de atraer turismo o mejorar conectividad para atraer divisas, sin duda este no es el camino".

"A días de la Feria Internacional de Turismo en Argentina nos preguntamos qué se puede planificar en un contexto como éste. Como pueden explicar a las Casas Matrices por qué otros países se abren y aquí nos seguimos aislando día tras día", agregaron.