En pandemia, los asalariados ganaron participación dentro del producto. El dato resulta contraintuitivo porque la pérdida de empleos fue masiva. Pero da cuenta de una torta que se achicó en forma aun más significativa. Es decir, el traspaso de la recesión a la pérdida de empleos fue relativamente bajo. Los trabajadores reciben mucho menos ingreso en términos reales, aunque esa contracción fue inferior a la caída del PBI. El ATP, como política de sostenimiento del empleo formal, y como apuntalamiento del ingreso, fue una de las explicaciones principales.

La Dirección de Cuentas Nacionales del Indec publicó el informe Cuenta de generación del ingreso del segundo trimestre. Los datos que mostró resultan llamativos. La participación asalariada sobre la producción pegó un salto de 5,5 puntos tras haber caído en el pozo entre 2016 y 2019. Así, llegó a un virtual fifty-fifty, o en realidad a un 49,8%, del valor agregado. Esto, en el marco de una contracción real de 19,4% de esa torta. 

La curiosidad es que también creció 2,4 puntos la participación del excedente de explotación de las empresas, hasta llegar a una de 48,1%. Por su parte, el ingreso de los cuentapropistas por lejos el más golpeado y el que más tardará en recuperarse, perdió 1,4 puntos y quedó en 10,1%. Hay dos cuestiones clave a resaltar. La primera: la cantidad de patrones cayó y en el segundo trimestre del 2020 fueron el 2,6% de la población ocupada. Es decir, sólo el 2,6% de los que participaron en la agregación de valor (es decir, los dueños de las empresas) se quedó con el 48,1% de lo producido. Los asalariados, que son el 76,9%, se quedaron con la otra mitad, el 49,8%. Una división desigual.

Los cuentapropistas, por su parte, son el 19,8% de los ocupados que generaron el valor agregado. Se quedaron sólo con el 10,1% de esa torta. Esta vez, en parte por las restricciones propias del aislamiento, esta categoría del empleo no fue la vía de escape para la pérdida de empleos de calidad.

La otra clave apunta a responder cómo fue posible que aumentara la participación de los asalariados y la del excedente de explotación de los patrones al mismo tiempo. La menor proporción que se quedaron los cuentapropistas no alcanza a explicarlo. De hecho, los asalariados ganaron 5,5 puntos, los empresarios 2,4 puntos y el ingreso mixto cayó solo 1,4 puntos. La gran diferencia la marcó la política fiscal. En ese sentido, los impuestos netos cayeron a una participación negativa de 8 puntos (una contracción de 6,6 puntos respecto al segundo trimestre del 2019). Ese fenómeno se dio por el ATP en particular y por los subsidios a la producción en general, que superaron por mucho a los impuestos.

La otra curiosidad es que la mejora de la participación asalariada se dio de la mano de una caída de 16,8% de los puestos de trabajo. Eso se repartió de manera desigual: la cantidad de puestos registrados cayó 3,3% y la de los no registrados 34%, mientras que los no asalariados 28,6%. 

Desde la consultora LCG explicaron el extraño fenómeno: "La participación del factor trabajo se incrementó respecto a un año atrás, a pesar del contexto recesivo. Si bien la caída del ingreso bruto mixto compensa una parte, la magnitud de la diferencia se debe a la caída interanual que registraron los impuestos netos de subsidios a la producción dentro del valor agregado bruto. Aunque el resultado parece contraintuitivo, responde a una economía que es más pequeña, sin tanta pérdida de puestos de trabajo. En términos relativos se observa un incremento de la participación del factor trabajo por sobre el excedente bruto de explotación". 

Bajas las expectativas, de cara al futuro

Dos datos desde el mundo empresarial. El primero: la encuesta de expectativas de los ejecutivos de IDEA mostró que sólo el 1% espera aumentar en forma significativa su nómina de empleados, sólo el 16% proyecta que aumente en forma moderada. El segundo: desde UIA destacaron que en julio se recuperaron 2.582 puestos en el sector industrial. Y además señalaron: "Las distintas medidas llevadas adelante como el ATP o el IFE fueron primordiales para aliviar la situación de las empresas y de las familias de manera transitoria, sin los que la situación del mercado de trabajo sería aún más crítico que lo hasta ahora visto".

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Esfuerzo anticrisis: volvió a crecer el rojo primario

Esfuerzo anticrisis: volvió a crecer el rojo primario

Se disparó la línea de pobreza: subió 3,8% en septiembre

Se disparó la línea de pobreza: subió 3,8% en septiembre

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Privados ponen en duda la reactivación de septiembre

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

Agenda semanal: rojo fiscal, PBI e inflación mayorista

La aceleración comienza a materializarse en octubre y el IPC tiene piso de 3%

Comienza a materializarse la aceleración

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

En la primera quincena la inflación fue de 2,4%

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

Por el ATP, los asalariados alcanzaron el fifty-fifty

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inflación interanual llegó a su punto más bajo en 2 años

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

La inversión productiva interrumpió su rebote en agosto

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?

¿Qué muestran las experiencias recientes de desdoblamiento cambiario?