Se confirmó: iniciado el proceso de reestructuración de la deuda de YPF, Guillermo Nielsen se va de la presidencia y en su silla ahora se sentará Pablo González como parte de una nueva "política sectorial" de la mano de la llegada de Darío Martínez a la Secretaría de Energía, aseguraron desde el Gobierno. 

El cambio se da en plena refinanciación de la deuda por USD 6.600 millones y la apertura de un nuevo capítulo con los acreedores. Entre ellos, BlackRock: viejo conocido y protagonista de la negociación con el ministro de Economía, Martín Guzmán, por la deuda argentina quien anunció que no aceptará la oferta de la empresa y buscará negociar.

Sale Nielsen, llega González: perfil del nuevo director de YPF

Pablo González llegó a la cámara de Diputados después de una larga trayectoria en  Santa Cruz. Fue vicegobernador durante los cuatro años del primer mandato de Alicia Kirchner hasta que en 2019 fue electo para representar a la provincia en la Cámara baja.

Cuando llegó a Diputados consiguió uno de los espacios de más peso dentro de la estructura de funcionamiento parlamentario, como presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja.

González, de 52 años, es abogado y hace tiempo que conoce a la familia de los Kirchner. Ocupó el cargo de subsecretario de Recursos Tributarios provincial cuando  Néstor Kirchner fue gobernador de Santa Cruz. También fue fiscal de Estado, diputado provincial, jefe de Gabinete provincial y senador nacional. Y fue apoderado del Partido de la Victoria y el PJ de la provincia. 

Luego, en 2015, Alicia lo eligió para compartir la fórmula a gobernadora. Su rol como vicegobernador lo ejerció con ahínco cada vez que tuvo que sustituir a la mandataria santacruceña en los actos que se realizaban con gobernadores en la Casa Rosada durante la gestión de Cambiemos.

Mantuvo un buen vínculo con el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio y más de una vez destacó la figura del ex presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó.

En 2019, fue electo diputado nacional y se convirtió en el titular de la comisión de Asuntos Constitucionales. En el tiempo que lleva como legislador, optó por el perfil bajo, aunque con definiciones contundentes sobre algunos temas, como el referido a las PASO, a las que cree que no hay que suspender.

En noviembre último, se contagió de Covid-19 y mantuvo en vilo a varios de sus compañeros de bancada que se habían reunido con él, entre ellos Máximo Kirchner.