Continúan los esfuerzos del Gobierno para rescatar a las empresas perjudicadas por la crisis sanitaria: Afip informó hoy que prorrogó por dos meses el pago de las contribuciones patronales que vencían en abril. La medida alcanza al 56% de las empresas argentinas, que emplean a más de 3,5 millones de trabajadores. La cuarentena obligatorio golpeó con fuerza a la actividad económica y si bien hay estimaciones acerca de cuánto impactará, la verdadera magnitud es desconocida. 

Desde Afip anunciaron: “El beneficio está disponible para aquellas firmas incluidas en el listado de actividades definido por la Jefatura de Gabinete de Ministros en el marco del programa de Asistencia en la Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP). El único requisito para acceder que deberán cumplir quienes se encuentren comprendidos en ese listado de actividades será el de haberse registrado en el sitio web de la AFIP. Las empresas podrán inscribirse en el ATP a través del servicio web habilitado por el organismo entre el 9 y el 15 de abril”. 

Y agregaron: “La postergación por dos meses del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que vencían en abril será informada de manera automática a las empresas una vez que se hayan inscripto en el ATP”.

Entre los beneficios del ATP se incluye la mencionada postergación del pago de contribuciones patronales para las empresas que habían visto alterada su actividad durante la crisis sanitaria y también un reintegro de hasta el 95%, en abril, para las que tengan hasta 60 trabajadores (implica un gasto fiscal de $25.000 millones, según la consultora PxQ). 

Además brindará asignaciones complementarias para el pago de sueldos (genera un gasto fiscal de $20.000 millones), para empresas con menos de 100 trabajadores. A eso se le suma la asistencia del Repro para las de más de 100 trabajadores. 

Más allá de aquellos anuncios que brindaron ingresos extra a los hogares con mayores necesides, las medidas oficiales buscan apuntalar a la oferta mientras duren las medidas de aislamiento. Es decir, generar un puente que aminore sus gastos mientras no tienen ingresos. Se calcula que sólo el 33% de la economía logró seguir funcionando y facturando durante el Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO).

Desde Afip explicaron: “Entre los días 9 y 15 de abril, ambos inclusive, las empresas podrán acceder el servicio web habilitado por el organismo para inscribirse en el programa de beneficios y herramientas creado por el Gobierno nacional. Las medidas tienen como objetivo amortiguar el impacto económico del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.